El equipo que ha ganado el primer juego de una Serie Mundial se ha llevado la corona 62% de las veces

Con jonrones de Cody Bellinger y Mookie Betts, y excelente pitcheo del astro Clayton Kershaw, los Dodgers de Los Ángeles vencieron 8×3 este martes a los Rays de Tampa Bay en el primer juego de la Serie Mundial de béisbol en el Globe Life Field de Arlington (Texas), ante unos 11.000 espectadores.

Kershaw (1-0) estuvo soberbio en el montículo con seis entradas completas, en las que esparció dos hits y una solitaria carrera por un vuelacercas de Kevin Kiemaier, además de propinar ocho ponches para llegar a 201 en postemporadas.

“Es increíble lanzar así en una Serie Mundial, quería lograr la victoria. Fue algo muy estimulante, salir con una victoria es muy importante”, señaló Kershaw después del juego.

“Para nosotros es muy bueno comenzar la serie con una victoria, siempre es importante comenzar ganando. Para mí personalmente es fantástico. Estoy agradecido por tener otra oportunidad” en la Serie Mundial”, agregó.

Bellinger conectó su vuelacercas en el cuarto capítulo, y Betts hizo lo propio en el sexto, para sellar el marcador.

El revés fue para el también abridor Tyler Glasnow (0-1), quien se fue en el quinto luego de soportar tres imparables y cuatro carreras con ocho ponches.

“No es desalentador”, dijo el mánager de los Rays, Kevin Cash. “Decepcionante, sí [pero] nos recuperamos como lo hemos hecho varias veces este año y buscamos la manera de ganar el partido de mañana”, añadió el capataz.

El próximo partido será este miércoles en la misma sede de Arlington.