La fanaticada sigue siendo la principal perjudicada en toda esta crisis que ha pasado a afectar a la pelota nacional

El beisbol en Venezuela, un exportador de peloteros de Grandes Ligas por excelencia, sigue sumergido en una gran interrogante ¿Qué traerá el beisbol en Venezuela luego de que la MLB prohibiera a sus jugadores competir en la liga local?

La decisión de la MLB tras las sanciones financieras de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro, llenó de incertidumbre a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), que ahora es dirigida por Giuseppe Palmisano, luego de la renuncia de Juan José Ávila.

La Confederación del Caribe, que agrupa las ligas de República Dominicana, Puerto Rico, México y Venezuela, expresó un día antes la preocupación del dirigente en cuanto a la realización del torneo, cuyo comienzo se encuentra programado para el 18 de octubre.

En este sentido, cabe destacar que la MLB congeló las habituales sesiones de beisbolistas de equipos de Grandes Ligas y sus filiales para jugar en la Liga Venezolana de Beisbol, excluyendo a Venezuela del Winter League Agreement, acuerdo que regula las relaciones entre la MLB y las ligas caribeñas.

“Debemos ir con la verdad por delante, hay que hablar con el organismo que maneja la licencia de las sanciones a la Liga. La Lvbp tiene que decirle a ellos que somos una liga privada, con equipos privados que datan desde hace mucho tiempo. Hay que aclararle a la Ofac (Oficinas de Bienes en el Extranjero de los Estados Unidos, por sus siglas en inglés) que no somos una liga estadal, y para ellos estamos trabajando con unos abogados que ya contratamos y quienes buscarán destrabar esta situación “, informó el nuevo presidente de la liga a PANORAMA.

Mientras todas estas disyuntivas continúan, desde el Ejecutivo han convertido el tema en asunto de Estado, y sin mayores respuestas.. “Aquí va a haber béisbol, así tengamos que jugar nosotros. Yo le recomiendo a los dueños de equipos que se inventen una”, advirtió en su momento, Diosdado Cabello, presidente de la constituyente.

Cabe destacar, que la LVBP, afronta una de sus peores crisis desde su primera temporada en 1946, y anunció el 27 de agosto hacer todas las gestiones posibles para superar “cualquier obstáculo”.

Ya en la temporada pasada, corría peligro la realización del campeonato, además el hecho palpable de que la MLB no quería enviar a sus peloteros por cuestiones de seguridad, luego que los peloteros de Cardenales de Lara, José “El Hacha” Castillo y Luis Valbuena, fallecieran en un accidente de tránsito, siendo despojados de sus pertenencias.

Queda corroborar cómo será la temporada este 2019, y si la liga logra superar lo que es quizás la peor crisis en la historia de nuestra pelota, que termina convertida en incertidumbre por encima de un pasatiempo.