En el regreso de Messi a las canchas, el Barcelona no pudo ganar ante un Dortmund sólido en defensa y que mereció más

Alemanes y españoles empataron 0-0, por motivo de la primera fecha de la fase de grupos en la Champions League 2019-2020, en un partido donde se esperaba el regreso de Lionel Messi a los terrenos de juego, luego de la lesión en el sóleo que aún no le ha permitido debutar en la Liga.

Con la novedad en el once titular del chico de 16 años que ha maravillado a la afición culé, Ansu Fati. El Barcelona llegaba a la ciudad alemana con la intención de sacar 3 puntos de un estadio tan complicado como el Signal Iduna Park, presentando un tradicional 4-3-3 con Ter Stegen en el arco; Semedo, Piqué, Lenglet y Jordi Alba en la defensa; Arthur, Busquets, De Jong en el mediocampo y Ansu Fati, Suárez y Griezmann en la delantera. Con Messi en el banco de suplentes, el Barcelona debía ganar para ratificar su papel de favorito en el grupo F de la Champions League.

El equipo local presentó un 4-2-3-1 con Bürki entre los tres palos; Hakimi, Akanji, Hummels y Guerreiro en la linea defensiva; Witsel, Delaney, Thorgan Hazard, Reus y Sancho en el mediocampo, teniendo a Paco Alcácer como único delantero. El Dortmund recibía al Barcelona con el el principal argumento de 9 goles anotados en los últimos 2 partidos jugados, con la meta de dar el golpe y colocarse como líderes del grupo, luego del empate entre los otros dos integrantes del grupo F, Inter de Milán y Slavia Praga.

El partido comenzó sin dominio claro de algún conjunto, con un Barcelona que le costó entrar en el partido y un Dortmund rápido y vertical queriendo hacer valer su localía con goles. El primer tiro al arco del Barcelona llegó en el minuto 12, luego de un disparo de Luis Suárez que terminó en tiro de esquina. Más adelante, en el minuto 33 Jordi Alba comenzó a presentar molestias y tuvo que ser atendido afuera del rectángulo de juego y luego regresar con notoria dificultad para correr, cosa que aprovechó el conjunto alemán para atacar por esa banda y generar peligro en el área de Ter Stegen. Al minuto 40 el lateral español tuvo que abandonar el campo de juego y en su lugar entró Sergi Roberto que se ubicó como lateral derecho, oblligando al portugués Semedo a jugar por la izquierda, a perfil cambiado.

En el segundo tiempo los alemanes mostraron más dominio en el campo, con los pases filtrados de Reus y las diagonales de Sancho. Que se toparon con un muro llamado Marc-André Ter Stegen, quien fue el mejor jugador del Barcelona durante el encuentro, donde en más de una ocasión ahogó el grito de gol de los más de 88.000 aficionados que asistieron al estadio de Dortmund y además atajó el tiro penal de su compatriota Marco Reus al minuto 60, luego de una falta ocasionada por Semedo a Sancho al borde de la línea final.

Al minuto 61 entró Lionel Messi, sustituyendo a Fati, mostrando su falta de ritmo mediante pases imprecisos y desiciones impropias del astro argentino. No pudo hacer mucho en 30 minutos donde siempre tuvo marca y el bloque defensivo compacto del Dortmund le impedía sorprender entre líneas.

Con este resultado, los 4 equipos del grupo F estan empatados con un punto, luego de que más temprano el Inter de Milán empatara como local con el Slavia Praga.