La semana pasada, la NBA anunció que dos jugadores de entre los 558 examinados habían dado positivo en las pruebas de covid-19

Ningún jugador de los 495 evaluados en la NBA desde el jueves pasado arrojó resultado positivo al COVID-19, informó este miércoles la liga estadounidense y la asociación de basquetbolistas.

En ese contexto, los Houston Rockets se vieron obligados a posponer su primer partido de temporada regular el miércoles pasado contra Oklahoma City cuando no pudieron alinear un mínimo de ocho jugadores contra el Thunder.

Los Rockets tuvieron siete jugadores que no pudieron entrar a la cancha debido al covid-19, por pruebas positivas o no concluyentes más rastreo de contactos.

Houston logró comenzar la campaña 2020-21 con derrotas en Portland y Denver. Los Rockets están programados para jugar finalmente su primer partido en casa este jueves contra los Sacramento Kings.