La superestrella de Los Angeles Lakers, Lebron James, criticó con dureza este pasado jueves los planes de la NBA de celebrar un Juego de las Estrellas (All-Star) en medio de la pandemia de coronavirus y lo consideró una “bofetada en la cara” para los jugadores.

“Tengo cero energía y cero emoción por un Juego de las Estrellas este año”, dijo James a la prensa después del triunfo de los Lakers 114-93 sobre los Denver Nuggets. 

A finales del año pasado, la NBA canceló el Juego de las Estrellas previsto para este febrero en Indianápolis, debido a los riesgos de la pandemia e incluyó un parón de cinco días de descanso para los jugadores del 5 al 10 de marzo.

La Liga, sin embargo, retomó en las últimas semanas las conversaciones con la Asociación de Jugadores (NBPA) para organizar un All-Star con una escala menor a la habitual y adaptado al contexto sanitario.