El armador Heissler Guillent, que aportó 8 asistencias en el partido inaugural contra Polonia el pasado sábado pese a estar desaparecido en anotación, se fue este lunes hasta los 31 puntos y 7 pases decisivos en 30 minutos de juego

La selección venezolana de básquetbol superó 87-71 a la de Costa de Marfil este lunes en Pekín y sigue con opciones de clasificarse a la siguiente fase del Mundial de China.

La Vinotinto, de las alturas dominó ampliamente en la primera parte del encuentro para irse al descanso con una ventaja de 49-32. A la vuelta de vestuarios, los dirigidos por el argentino Fernando Duró no tuvieron más que controlar y administrar su renta.

Le secundaron el escolta Jhornan Zamora, con 14 puntos y el ala-pivote Miguel Ruiz, con 10 unidades y 8 capturas.

El más destacado de los marfileños fue el escolta Charles Abouo, que se fue hasta los 16 puntos.

Tras empezar la cita china con una derrota por 69-80 contra Polonia el sábado en Pekín, los venezolanos cumplieron con su papel de favoritos respecto a los africanos, y tendrán presumiblemente a China, su último oponente de la llave A, como su principal amenaza para acceder a la segunda ronda.

A esa siguiente fase acceden los dos primeros de cada grupo de la primera ronda (un total de 16 equipos) que vuelven a quedar encuadrados, esta vez en cuatro grupos de cuatro selecciones.

Con información de AFP