Es por eso que, en base también a la relevancia de Irving en el equipo, no poder contar con él en la mitad de los encuentros por una decisión propia ha sentado muy mal a la entidad

A una semana de que empiece la competición regular, el 19 de octubre, Kyrie Irving, base estrella de los Brooklyn Nets, ha quedado apartado del equipo por negarse a ponerse la vacuna. El protocolo de la ciudad de Nueva York impide que, al no estar vacunado, pueda disputar los partidos en casa. A su vez, claro, tampoco podría jugar contra los NY Knicks.

Es por eso que, en base también a la relevancia de Irving en el equipo, no poder contar con él en la mitad de los encuentros por una decisión propia que ha sentado muy mal a la entidad, la cual ha decidido apartarlo de la rotación y los entrenamientos.

Así lo ha explicado la franquicia en un comunicado: “Dada la naturaleza de los acontecimientos y después de deliberarlo, hemos decidido que Kyrie Irving no jugará ni entrenará con el equipo hasta que pueda ser elegido para participar siempre”. Seguidamente, añaden: “Kyrie ha tomado esta decisión personalmente y nosotros respetamos su decisión. Pero esta, restringe sus posibilidades de estar con el equipo, es por eso que nosotros no permitiremos que pueda estar la mitad del tiempo”.

Con información de Sport