Según fuentes cercanas al caso de Irving, el jugador pretende protestar por la obligación de vacunación que está haciendo perder el trabajo a los empleados que no siguen la normativa de empresas y administraciones

Kyrie Irving siempre fue muy enfático en su rechazo a Donald Trump, hasta hace unos meses expresidente de Estados Unidos. Algunas informaciones apuntaron a que el jugador se sintió indispuesto y no pudo jugar después de seguir por televisión el asalto al Capitolio a principios de año.

No ha pasado ni un año y los Trump han respaldado, ahora, la decisión del jugador de los Brooklyn Nets, suspendido del equipo por negarse a recibir la vacuna contra la COVID-19

En un tuit envenenado, el hijo del expresidente estadounidense, Donald Trump Jr., afirmó que “Kyrie acaba de sacrificar más de lo que jamás sacrificó Kaepernick”.

Colin Kaepernick, que inició el movimiento de arrodillarse durante el himno, perdió su prometedora carrera en la NFL por el gesto. Su iniciativa lideró las protestas antirracistas en el mundo del deporte y le convirtió en  cabeza de turco de la administración Trump.

Según fuentes cercanas al caso de Irving, el jugador pretende protestar por la obligación de vacunación que está haciendo perder el trabajo a los empleados que no siguen la normativa de empresas y administraciones.

Con información de Mundo Deportivo