Los dirigidos por Fernando Duró dominaron el juego ante una correcta selección anfitriona que intentó acercarse en los minutos finales

Con un marcador de 72-59, el quinteto nacional completó su mejor presentación en la cita mundialista para acceder a la siguiente fase en tierras orientales.

Dwight Lewis y Guillent comandaron la ofensiva, para que el seleccionado de baloncesto se colocara arriba de manera parcial finalizando los dos primeros cuartos. La ventaja no fue sencilla de mantener, pero Venezuela finalmente obtuvo su cometido.

Un quinteto chino muy respondón que iba a vender cara su derrota e iba a luchar hasta el minuto final. Sin embargo, los nuestros sacaron la casta y supieron reponerse al factor de la localía que jugaba a favor de los orientales.

De esta manera, Venezuela obtiene su pase a la siguiente fase por primera vez en la historia de los Mundiales de Baloncesto.