La garrochista nacional se encuentra satisfecha por la manera como finalizó el 2019 y ya se encuentra preparada para Tokio 2020

Luego de un año repleto de “mucho aprendizaje y experiencias” deportivas, la reina de la pértiga venezolana Robeilys Peinado, retorna al país para finiquitar los detalles preparativos rumbo a los Juegos Olímpicos de 2020, además de disfrutar su receso competitivo en familia, tras el cierre de temporada, pero manteniendo su vista puesta en los objetivos del venidero año, la cita de Tokio a la que ya se encuentra clasificada.

“Este fue un año exitoso de mucho aprendizaje y experiencias, fue emocionante poder estar en casi todas las paradas de la liga, poder competir nuevamente en la final y avanzar muchos puestos y, por supuesto, compartir con las garrochistas de alto nivel”, expresó la nacional oficialmente dueña un boleto para Tokio 2020.

La capitalina aprovechó la ocasión para ajustar los detalles preparatorios rumbo a los olímpicos con las autoridades de Juventud y Deporte; los objetivos del año fueron cumplidos y ahora solo se centrará en compartir en familia sin desviar su atención en la magna cita multideportiva de Japón.

“Mi meta este año era estar en la final del mundial y asegurar mi clasificación a las olimpiadas y precisamente pude realizar la mínima en las dos últimas competencias. Ahora durante las vacaciones estaré con mi familia luego de tanto tiempo sin verla y creo que son los más importantes, porque son los que te ayudan a seguir adelante, igual estoy muy tranquila y pensando plenamente en lo que sería Tokio” el próximo año”, finalizó.