Las tres leyendas vivientes inician su camino en el torneo de París: Nadal a revalidar su título, Federer retornando luego de cuatro años y Dojokovic con la esperanza de mantener el primer puesto del ránking ATP

Esta semana comienza oficialmente el Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada de tenis y principal torneo sobre tierra batida.

El pasado jueves se hizo el sorteo de los cuadros en París, en donde los grandes favoritos como Nadal, Djokovic y Federer, conocieron a los contrincantes que deben enfrentar para obtener el titulo parisino.

Rafael Nadal, número dos del mundo y actual campeón, debuta este lunes ante el alemán Yannick Hanfmann, con dos hipotéticos rivales procedentes de la fase previa: el belga David Goffin y el argentino Guido Pella.

Nadal tiene así un panorama prometedor, hipotéticamente enfrentando al japonés Kei Nishikori (7°) en cuartos, a su eterno rival Federer en semis (el suizo nunca le ha ganado al español en Francia) y al finalista de la edición pasada, el austríaco Dominic Thiem.

Federer debutó este domingo con victoria sobre el italiano Lorenzo Sonego (73°) con un sólido marcador de 6-2, 6-4 y 6-4, por lo que en las siguientes fases se medirá al tunecino Malek Jaziri, al italiano Mattei Berrttini y al argentino Diego Schwartzman en unos tentativos octavos de final.

Finalmente, Djokovic es quien pudiera tenerla más complicada, ya que debuta frente al polaco Hubert Hurkacz(43°), un jugador que esta temporada ya le ha ganado a rivales como Thiem y Nishikori.

Si supera a al polaco, Djokovic tendrá como teórico rival al estadounidense Sam Querrey, antes de medirse al francés Gilles Simon o al español Jaume Munar y al croata Borna Coric en octavos.

Nueva camada, nuevas reglas

Como sabemos, los tres favoritos son Nadal, “Nole” y Federerer, y es porque han dominado el tenis mundial a placer por más de una década. Sin embargo, se debe estar atento de los movimientos de un par de jóvenes tenistas que pudieran dar la sorpresa.

El jóven griego Stefanos Tsitsipas es uno de ellos. Con 20 años de edad, ya ha batido a Federer y Nadal, con un tenis agresivo y fresco.

Otro tenista a observar, y que ya puede ser considerado de élite, es el austríaco Dominic Thiem, finalista de la edición pasada del Roland Garros y ganador del ATP 500 de Barcelona hace unas semanas.

En un lote de retadores se cuentan el alemán Alexander Zverev, el italiano Fabio Fogninig (ganador en Montecarlo) y el argentino Juan Martín Del Potro, quien viene de una lesión de rodilla y cosechó buenas sensaciones al alcanzar las semifinales del Masters 1000 de Roma

.Aún así, para todos ellos, la misión de derribar a Nadal parece ser complicada, teniendo en cuenta que el español solo perdió dos partidos desde su primer Roland Garros en 2005.