San Antonio hace su fiesta hoy con cuatros, tambores y baile

Cada 13 de junio los devotos del santo le cantan y bailan para rendirle honor, pedir por la siembra y agradecer por los favores recibidos

“A mi Padre San Antonio / dónde está que no lo veo/ que vine a cantar con él/ y me voy con los deseos.”

Así canta un golpe tocuyano que saluda al santo patrón de los tamunangueros que los 13 de junio rinden homenaje al santo que nació en Lisboa y murió en Padua.

En varios pueblos de Venezuela se le rinde tributo por el día de su muerte y es en el estado Lara donde se concentra el homenaje a este santo que perteneció a la orden los franciscanos.

A San Antonio se le pide para conseguir los objetos perdidos y en otra tradición ayuda a las mujeres a conseguir novio.

“Que lo olvidado sea recordado, que lo perdido sea encontrado y que lo alejado sea acercado”.

Así se invoca a quien fuera canonizado por la Iglesia Católica el 30 de mayo de 1232, bajo el pontificado de Gregorio IX, aceptado por los franciscanos en 1221 y enviado a predicar.

Se dice que San Francisco de Asís se apareció ante Antonio en plena prédica ante ante unos frailes en la ciudad Arlés en Francia, lo que fue inmortalizado en un pintura de Giotto Di Bondone.

De dónde viene

La devoción a San Antonio llega a El Tocuyo de manos de los españoles que iniciaron la colonia en Venezuela. Esta ciudad fundada en 1545 fue el centro desde donde partieron los colonizadores a fundar las ciudades que hoy son las referencias del país. Por ello es denominada la “Ciudad Madre de Venezuela”.

Así llegó San Antonio a El Tocuyo.

Y allí, la cultura española, la indígena y la influencia de los maravillosos seres humanos arrancados a la fuerza de la madre África, se funden para asistir al parto de El Tamunangue.

Esta expresión cultural se concentra en ciudades y pueblos del estado Lara como El Tocuyo, Barquisimeto, Sanare, Cubiro, Guarico, Curarigua, Carora, Duaca y algunas regiones de Trujillo y Falcón, y es la forma de rendir homenaje al santo.

Los cantadores se agrupan con sus instrumentos al lado de un altar al que se debe saludar cuando se comienza a interpretar cada son del tamunangue.

Los bailadores se agrupan y esperan que salten las notas del cuatro monterol, el mediocinco, el quinto, el tambor hecho de un tronco largo que suena ronco al percutir con las manos un cuero que está en uno de sus extremos y en sus lomos soporta el golpeteo rítmico de los palos que llaman laures.

Se canta una Salve y luego La Batalla, donde dos hombres simulan pelea a garrotes. Luego las mujeres de obligatoria falda larga danzan con los varones y antes de saltar a la pista de baile deben saludar al santo.

La Bella es una danza libre donde hacen figuras, siempre adornados por las varas que se entregan para el relevo de cada turno. En el poblado de Sanare nació una forma de Bella, que es en tono menor que llaman “La Bella Trová”

En los sones del Yiyivamos, El Poco a Poco y la Juruminga los cantadores dirigen los pasos de los bailadores. La Perrendenga es un son donde se hacen figuras exóticas y casi al final se presenta El Galerón.

En El Galerón se hacen las figuras al son de un canto que se interpreta en seis por ocho y donde se turnan las parejas. En este son dejan de lado la vara característica del tamunangue.

El broche de oro lo hace el Seis Figureao donde los bailadores más experimentados hacen gala de una propuesta colectiva de figuras.

La pareja líder lleva a otras dos a entrelazar sus cuerpos rítmicamente mientras los cantadores improvisan versos que cantan desde el amor, a las anécdotas del pueblo, el canto a la cosecha y por supuesto a San Antonio.

Con esa fiesta se le rinde honores a San Antonio en estado lara y toda Venezuela.