Son 150 personas las que subirán entre este jueves y viernes para cortar las hojas, y luego, el sábado 13, bajarán para entregarlas a la Iglesia San José de Chacao

Eran las 10 de la mañana y los devotos de la tradición, los Palmeros de Chacao, estaban listos este miércoles 10, al pie de Sabas Nieves para buscar las 500 hojas de Palma Real que, a causa de la sequía, solo tienen permitido cortar en El Ávila y entregarlas a los feligreses el Domingo de Ramos. 

De dos a cuatro palmeros agarraban sus bolsos para emprender su camino. Este año solo podrán llegar hasta el sector denominado “No te apures”, y otro grupo pequeño hasta “Pajaritos”. ¿Por qué? Esas fueron las zonas que el Instituto Nacional de Parques (Inparques) autorizó para podar cortar las hojas de la tradición cultural y religiosa. 

Esta tradición, que inició en 1777, se mantiene viva de generación en generación. Entre los pequeños del grupo, están los palmeritos, y todos ellos tienen una respuesta en común de por qué se unieron a esta actividad que ya cuenta con 200 años –y que ha sido propuesta ante la Unesco para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad–.

La respuesta es muy simple, dice uno de los palmeritos: “Mi papá era palmero, mi abuelo también lo fue y ahora yo sigo la enseñanza”. 

Los palmeros mayores, aprovecharon la oportunidad, para hacer una denuncia y desmentir un tuit que desde la semana pasada está circulando en las redes sociales: una foto y un texto en el que se difundió que Los Palmeros estaban vendiendo un paquete de hojas de Palma Real hasta por 700 dólares. Información falsa que quedó desmentida por Luis Manuel Reyes, miembro de la cofradía desde hace 35 años. 

“Subimos de manera gratuita para luego dar la palma sin costo alguno. Esta acusación lo que busca es dañar la imagen de Los Palmeros”, dijo desde la entrada de Sabas Nieves, junto al anuncio de que tomarán acciones legales respecto a esa acusación. 

Son 150 personas las que subirán entre este jueves 11 y viernes 12 para cortar las hojas. Luego, el sábado 13, emprenderán cuesta abajo con su carga para llevarlas, desde lo más alto de la ciudad, a la Iglesia San José de Chacao, y así poder regalar la Palma Real el Domingo de Ramos a los feligreses, lo cual constituye la actividad previa al inicio de la Semana Mayor.