Un disco, un libro y una incursión en el rock son las tres novedades del cantante y compositor Wartan Acero, mejor conocido como Acero Pop

En Acero Pop no todo es pop. El apellido acompaña a un artista que parece estar hecho de un material diferente del común en el mundo del espectáculo. Seguramente las fanáticas no saben que su nombre no es Acero, sino Wartan Alexander. Que su apellido es Acero y no Pop. Que sus canciones revelan sus historias personales. Que tiene de acero y de pop, pero que no todo en su vida es pop. Y que no hay problema si lo llaman “acero, solo”. “Se enredan yo digo ‘es acero’. He pensado utilizar mi primer nombre, porque me gusta bastante”.

Descarta que su sencillo “Anatomía”, actualmente en promoción con su ritmo caribeño, promueva la violencia contra las mujeres. Es “una letra sensual, no considero que sea una canción grosera, o que desvalorice a las mujeres. Es enaltecer la sensualidad de ella, decirle que me gustaría estar contigo” pero sin obligarla y sin reducir a la otra persona al sexo.

Dice estar contento con las denuncias sobre acoso y abuso sexual “para que no se sigan repitiendo”. Es profesor en la UCAB, de materias como comunicación oral. “En la universidad hubo varias denuncias”, refiere, y gracias a ellas ahora “existe este protocolo”. Gracias a este movimiento se ha generado un cambio para el bienestar futuro de los estudiantes, afirma.

-¿Deberían cambiar sus letras los artistas?

-Deberíamos ser cuidadosos los artistas al escribir una canción, porque si escribo una canción misógina, por ejemplo, no está bien. No puedo escribir algo así. Aunque vaya a escribir algo relacionado con el sexo, sensual, no puedo caer en ese paquete, porque está mal. No quiero promover eso en la gente. Más bien quiero quitarlo. Los artistas, como tenemos esa posición de influencia, debemos ser más cuidadosos con las letras. Estar mucho más pendientes de eso. Eso no quiere decir que si quiero hablar de sexo o de sensualidad, me prive. O que si quiero hablar de política, me prive, porque la música es la expresión del alma de los artistas. Siento que no deberíamos modular bien qué es lo que estamos diciendo y cómo lo estamos diciendo.

-¿Este movimiento te ha hecho pensar en lo que escribes?

-Sí me ha hecho pensar en lo que escribo. Sin embargo, la mayoría de mis canciones son románticas. Más bien, soy yo el que me degrado. Me autodegrado en las canciones. La mayoría de mis canciones son románticas, son baladas, que nacen del amor y del desamor.

Su sencillo Mi suéter es la historia de sus salidas, de las chicas que se quedan con su ropa. “Ahorita tengo más cuidado de a quién le presto el suéter, y siempre me echan broma”, comenta. En Magia es el dueño de un corbatín mágico.

Está preparando su primer disco, que tendrá entre siete y 10 canciones y cuyo nombre está relacionado con sus traumas amorosos. “La pandemia me ha servido para un encuentro conmigo mismo súper importante; he escrito muchísimo, que antes no podía hacerlo porque estaba de aquí para allá, en una presentación y en la otra, y el proceso creativo se veía un poquito menguado. Ahora sí he podido transformar esos sentimientos de la pandemia en algo bonito, estoy trabajando enmi disco que pretendo que salga a final de este año, en el último trimestre. Es un disco bastante romántico, con ritmo slow-fy, IRB, hip-hop. Una mezcla bien chévere. Pero hay unas cancioncitas que son más sensuales, una sensualidad súper sana”.

Es “mi primer disco, algo que me emociona muchísimo, porque hasta ahora he lanzado puros sencillos, como Magia, Enamorado de ti y así sucesivamente hasta llegar a Anatomía”. El disco mostrará “este soy yo, esta es mi alma, estas son mis letras”; es “mostrarme por completo”. Sus canciones “han sido procesos muy terapéuticos. Reflejan mi bajada al Hades y mi regreso” con el aprendizaje. “Sufro para que la gente no cometa lo mismo, para orientar desde la música o desde lo que soy como persona o como artistas”.

Acero también está escribiendo canciones de rock con un amigo. “Me ha servido muchísimo a mí escribir algo distinto”, es “una salida de la zona de confort artística”. Debe salir en el último cuatrimestre del año, y no será como Acero Pop, sino con su banda. “Es mi proyecto en grupo”.

-Dices que tienes el Caribe en la sangre. ¿Bailas?

-Bailo muchísimo. Cuando llegaba a una fiesta. Bailo de todo: bailo salsa, merengue, reguetón, y si me ponen música clásica y me dicen “baila”, también.

-Eres un gran bailarín.

-Me gusta bailar. Siento que bailo bien. Creo que bailo bien. Pero si bailo mal no pasa nada, porque igual me lo disfruto.

Wartan Acero está “en proceso de escritura de mi primera novela”.

-¿Qué novela estás escribiendo?

-Nadie lo sabe. Tengo un montón de proyectos bien guardaditos. Esto de la novela empezó hace poco. Creo que, como artistas, necesitamos variar, expresarnos de otras maneras. Y ya que tengo las herramientas para poder hacerlo, y que me gusta… Escribo guiones para películas, pero es un formato completamente distinto, es un lenguaje literario. Estoy en el proceso de construir la historia antes de sentarme allí a escribir.

-¿Cuál es la historia?

-Es una historia de amor, de romance, fantasía. Me encanta la fantasía, el realismo mágico, no solamente en los guiones. Mi primer video está lleno de realismo mágico. Es un corbatín que me transforma en otra persona. Todos los guiones de mis videoclips los he escrito yo. En el segundo soy un Cupido cibernético. En el último tengo este doble malo, el antiacero, es un homenaje a un video de Mariah Carey, que es una de mis mayores influencias, Heartbreaker. Volviendo a la novela, es eso: un romance fantástico, escrito desde la fantasía.

Se propone “terminarla este año”. Ha escrito pedacitos y espera sentarte a rematarla en serio.