“Anacaona”, “Llegó la Banda”, “No me digan que es muy tarde” y “Juanito Alimaña”, entre otras emblemáticas piezas de la salsa tradicional y música caribeña, serán interpretadas con sabor y ritmo juvenil por los nuevos talentos de El Sistema, esta tarde del jueves 15 y viernes 16, ambos conciertos a las 4 de la tarde en la Sala Simón Bolívar, en Quebrada Honda

Carisma y energías de nuevos soneros, un nutrido y cadencioso coro de 7 u 8 voces, instrumentos bien afinados y un director que conoce del género y que ha ido “inyectando” profesionalismo y pidiendo mucho sabor y “guaguancó” a sus alumnos. Esa es la Orquesta Latinocaribeña del 23 de Enero, que llevará el “fuego” rítmico de los salseros de la populosa parroquia caraqueña a la Sala Simón Bolívar, este jueves y viernes, con dos conciertos a las 4 de la tarde.

Son los muchachos, jóvenes promesas del género, del Núcleo del 23 de Enero, los encargados de cerrar la programa El Festival de Vacaciones al Ritmo de El Sistema, una de las orquestas de este programa que mayor impacto causa en el público que la ha escuchado interpretando canciones bailables como Llegó la Banda, No me digan que es muy tarde, Anacaona y Juanito Alimaña, entre otros reconocidos del repertorio salsero y de la música caribeña.

Durante los ensayos Contrapunto conversó con quien les da el “un, dos, tres” para arrancar, y quien desde el 2013 les ha inculcado el amor por la música popular y el género. Es el profesor, director, Larry Jayaro, quien celebra la oportunidad de que esta agrupación orquestal haya avanzado y tenga en su presente y futuro nuevos proyectos.

Cuenta el maestro Jayaro, que hace 6 años comenzó con sus muchachos en la Cátedra de Percusión Latina. “En esa primera etapa trabajamos los ritmos latinocaribeños como el danzón, el chachachá, el guaguancó y así, entre los muchachos de la Sinfónica Juvenil del 23 de Enero, quienes también hacen música clásica y académica, fuimos dándole forma a la Orquesta Latinocaribeña, a la que hoy día se han sumado muchachos de otros núcleos de Caracas”.

Larry Jayaro es el director de la Latinocaribeña del 23 de Enero

Acerca del repertorio, que en el caso de la salsa es amplísimo y puede dividirse por subgéneros, el maestro Larry nos explica que de su archivo personal él fue sacando piezas y arreglos para esta agrupación y mayormente son composiciones de la “salsa dura”.

“Los arreglos son para orquesta de salsa pero adaptados al formato de de big band para darle mayor y mejor colorido a las variadas voces. Tengo 30 años de experiencia como músico y 14 como director y hoy día puedo decir que este camino recorrido me ha ayudado a tener un enfoque distinto para adaptarme a un trabajo exigente, como lo es trabajar con niños y jóvenes adolescentes… pero esto definitivamente enriquece el alma y da muchas satisfacciones”, dice Jayaro.

Y añade: “Me parece maravilloso que El Sistema se abriera a estos géneros de música popular. La institución ahora es un espacio más para mostrar todo el talento que crece en Venezuela”.

Los nuevos soneros, jóvenes de la Latinocaribeña del 23 de Enero

Por otra parte el director de la Latinocaribeña del 23 de Enero adelantó que la orquesta ya está lista para producir su primer disco, ya que tienen un amplio repertorio montado, que incluye la interpretación de unas 45 piezas, entre las que se encuentran algunas exclusivas creadas para la orquesta.

También quiso Jayaro exaltar la herencia del fundador de El Sistema. “Los músicos, los profesores y todo el personal de El Sistema deben ver más allá de lo que nos legó el maestro José Antonio Abreu. Ciertamente por medio de su visión él nos encaminó, pero somos nosotros los que debemos seguir aportando. Parte de eso, es lo que ha realizado el Programa de Música Popular y Otros Géneros, al darle cabida a las diversas bandas y agrupaciones que integran El Sistema”, expresó.  

Los dos conciertos serán en el Centro Nacional de Acción Social por la Música (Cnaspm), en Quebrada Honda. Las entradas pueden ser adquiridas por Ticketmundo y en las taquillas del CNASPM.