En Monte Carmelo (Trujillo) “se marca un hecho de gran relevancia en las bases que fundan la formación artístico-musical del pequeño Abreu: Fue el conocer y disfrutar de la maestría de Hugo Varillas, organista que tocaba el armonio”

Este jueves 7 de mayo, cuando se cumplen 81 años del nacimiento del maestro José Antonio Abreu Anselmi, el Sistema recuerda que el piano fue su primer instrumento.

“El amor y la generosidad familiar salen a su abrigo cuando es enviado a temperar a Monte Carmelo (Trujillo, Venezuela) a la casa de sus abuelos maternos, contando apenas siete años de edad. No tarda en emerger su curiosidad, cuando en las antiguas cajas musicales de Don Tonino (su abuelo) buscaba intranquilo y acucioso, siempre encontrándose con el acompañamiento amoroso e ilustrativo de su abuela, con quien entrañó una hermosa relación”, destaca una nota del Sistema.


En este contexto “se marca un hecho de gran relevancia en las bases que fundan la formación artístico-musical del pequeño Abreu: Fue el conocer y disfrutar de la maestría de Hugo Varillas, organista que tocaba el armonio en aquella iglesia de Monte Carmelo. Evento, que además de permitirle adentrarse en una fervorosa vida de fe, le concede sus primeras vivencias en el canto gregoriano y a dar los primeros pasos en el teclado”.

“Todos los días se acercaba a oírlo cantar y tocar aquel armonio, y con ello surge la vocación por el piano, primer instrumento que estudia luego, en Barquisimeto, con su querida profesora Dora Lisa Jiménez de Medina, figura pedagógica de gran influencia en su crecimiento profesional”, señala.

En esa misma línea de impacto “estaba la tía Alide Anselmi de Casanova, excelente maestra, por intermedio de quien se consolidan las bases de un ideario musical y educativo, la pasión por la música y la enseñanza”.