John Cryer recuerda la salida de Charlie Sheen de Two and a Half Men

El inolvidable “Alan” de “Dos hombres y medio” acaba de conceder una entrevista en la que se sincera sobre la etapa en la que trabajó junto al polémico actor

Han pasado ya nueve años desde que Charlie Sheen fuera despedido de la popular serie Dos hombres y medio y cinco desde que el programa diera por terminada su emisión, pero el que fuera su compañero John Cryer aún recuerda cómo era trabajar con él.

El intérprete se ha sincerado al respecto desde su domicilio con Lola Ogunnaike, la presentadora del espacio Couch Surfing de People TV. Aunque reconoce que vivieron momentos de altibajos, Cryer tiene buenos recuerdos de los ocho años que pasó en compañía de Sheen. “Charlie y yo nos llevábamos muy bien. Tuvimos unos primeros años muy buenos. Todo iba como la seda, se trabajaba fenomenal”, ha asegurado.

Sin embargo, Cryer mantiene que uno de los puntos de inflexión para Charlie Sheen fue a partir de su divorcio con la también actriz Denise Richards en el año 2006, cuando empezó a recurrir de manera constante a las drogas. “Al principio parecía que lo llevaba bien y era amable y profesional con todo el mundo en el set, pero después le empezó a sobrepasar”.

En 2011 la situación se hizo insostenible y fue despedido de la serie debido a su conducta peligrosa y autodestructiva. En esos momentos, Sheen comenzó a verter una serie de acusaciones en torno al creador de la serie, Chuck Lorre, referentes a su supuesta implicación en cuestiones relacionadas con las drogas que acapararon la atención de los medios. Los responsables del programa decidieron sustituir a Sheen por Ashton Kutcher para las últimas temporadas, hasta que en 2015 se confirmó el final de la serie, justo cuando salió a la luz que Charlie era seropositivo.

Cryer declaró, además, que en los últimos dos años no ha hablado con Charlie Sheen, con el que trabajó durante ocho temporadas, ni ha mantenido relación alguna con él.

No es la primera vez que Cryer habla sobre el que fuera su compañero en los últimos tiempos. En una entrevista en Access Live el pasado año, el actor aseguraba que durante el rodaje había mucha camaradería, pero también reinaba el caos, quizás más de lo que habría esperado. “Era una

locura, muy duro ver a alguien perder el control de su vida”, aseguraba en relación a la situación de Sheen.

Con información de El Mundo