Trece talentos emergentes compartirán tarima para mostrar de qué está hecha la música urbana en nuestro país, además promover un solo objetivo: basta de balas

Aunque la idea generalizada de los géneros musicales urbanos es que se basan solamente en sexo, drogas y violencia, parece que no hay nada que pueda evitar la influencia de los mismos en las nuevas tendencias musicales.

Desde que Luis Fonsi se alió con Daddy Yankee con “Despacito”, quedó demostrado que géneros urbanos como el reaggeton llegaron para quedarse y cambiar paradigmas.

En los espacios de Teatrex El Bosque, este fin de semana se llevó a cabo el Festival de Música Urbana, en donde 13 proyectos de toda Venezuela, en los géneros hip hop, trap, reaggeton y fusión latina, demostraron su talento emergente ante el público caraqueño.

Con la ayuda de Amnistía Internacional y la Fundación Nuevas Bandas, este festival tiene como objetivo fomentar y multiplicar el mensaje de la campaña Basta de Balas, que exige políticas públicas adecuadas para la reducción de violencia armada y muertes violentas en Venezuela.

Además de la tarima principal, distintos espacios del teatro fueron habilitados para el máximo disfrute de los asistentes, como un stand de venta de discos de acetato y la Tarima Alternativa en la terraza, donde otras propuestas musicales y activistas de derechos humanos expresaron sus ideales.

Juan Ramos a.k.a “Arkaiko”, comentó “es increíble que empiecen a tomar en cuenta como artistas urbanos. Puede que muchos consideren que la música urbana no tiene el mensaje contundente que puedan tener otros géneros, pero lo importante es hacer reir y bailar a quienes nos escuchan”

Los participantes de esta segunda edición del Festival son los siguientes:

De Caracas: La Dinastía, Willy Casalta Pesa, Afreeka, Santy en Ceniza, Nohé Acosta y La Buena Vibra

De Miranda: Arkaiko,Blvck, Invisible y Kevin Cisneros

Zapata Shanty de Maracay, No Fakers de Trujillo y Oshazs de Lara.