Esta producción tecnológica pudo adentrarse en una auténtica sabana africana, gracias a un estudio hecho en diversos viajes en los que tomaron muestras para retratar al ambiente y los animales de forma fotorrealista

El fotorrealismo de El Rey León de Jon Favreau se estrena Venezuela este viernes 19, como uno de los hitos tecnológicos más esperados de Disney en la industria cinematográfica, tras la creación de una cinta visualmente producida por computadoras.

El también realizador de otro de los éxitos de la franquicia en 2016, El libro de la selva, rescata el relato del león del clásico de 1994 y le añade la dosis de modernidad necesaria para encajar en el siglo XXI, de tal manera que los límites entre el género documental típico del National Geographic y el de una película de animación quedan difuminados en su totalidad.

“Con todo lo que aprendí rodando El libro de la selva, vi una oportunidad de hacer llegar el El Rey León a la nueva generación con unos visuales emocionantes y de compartir la historia una vez más con la audiencia a través de un insólito elenco”, expresó Fravreau a Efe en Londres.

La misma historia, cargada de un hiperrealismo creado digitalmente, invita al público a recapacitar sobre el papel de la tecnología en la actualidad.

En palabras de Favreau: “Estamos lidiando en este reino en donde la ilusión y la realidad se superponen y, a veces, es agradable ver algo que nos ayuda a entender cuán poderosa es la tecnología y nos mantiene alerta para vigilar que no está siendo utilizada con un mal propósito”.

Al ver El Rey León, el espectador tiene la posibilidad de disfrutar del uso de diversas técnicas de narración, que combinan la animación generada por computadoras y la realidad virtual, con el fin de crear ambientes y personajes que se sienten como reales.

Esta producción tecnológica hizo posible que el equipo y los actores vivieran una experiencia que les permitió adentrarse en una auténtica sabana africana, gracias a un estudio hecho en diversos viajes en los que tomaron algunas fotografías para retratar a los animales, los insectos, las hojas y el ambiente de una forma fotorrealista.

De hecho, según cuentan los actores encargados del doblaje de la proyección, la realidad virtual, así como la grabación conjunta en el estudio, fueron dos de los aspectos que más les cautivaron en la realización del filme que ganó hace un cuarto de siglo dos premios Óscar por su banda sonora y el Globo de oro en la categoría de mejor película comedia o musical.

“Cuando nos pusimos los cascos de visualización, me pareció muy interesante mirar alrededor y ver el mundo en el que deberíamos estar supuestamente. Pero eso sí, primero tuve que acostumbrarme, porque es realmente extraño”, confiesa la actriz que da vida a la cruel hiena Shenzi, Florence Kasumba (Vengadores: Infinity War, Black Panther, Wonder Woman).

Por su parte, el comediante Billy Eichner, que pone voz al famoso Timón, apunta que tuvieron que estar juntos para grabar casi todas las escenas, algo que es “un poco raro” en este tipo de películas con actores de doblaje, ya que lo habitual es que trabajen por separado.

Simba, Mufasa, Scar, Zazú, Rafiki, Pumba, Timón, Nala y las malvadas hienas, así como el célebre cántico “Nants ingonyama bagithi baba” (Aquí viene un león, padre), han formado parte del imaginario colectivo desde su aparición en el período conocido como el Renacimiento de Disney (1989-1999) y hoy, se consolidan como un referente cultural.

“Viajé a un safari antes de involucrarme en el largometraje y muchas personas te sorprendían cantando Hakuna Matata (No te preocupes, sé feliz) porque es verdad que todo lo que ves cuando estás allí te recuerda a El Rey León, relata el director sobre la influencia de los animales de la fauna de África.

Donald Glover, James Earl Jones, Chiwetel Ejiofor, John Oliver, John Kani, Seth Rogen, Billy Eichner y la afamada reina del pop Beyoncé son algunos de los artistas que han puesto sus habilidades vocales y energía en el proyecto de Fravreau.

“Me encantó la original y lo que hizo Jeremy Irons doblando a Scar me pareció increíble. Por eso, tener su extraordinaria actuación como base fue genial”, comenta Ejiofor sobre su personaje, al mismo tiempo que destaca la libertad que le concedieron a la hora de aportar su punto de vista sobre la psicología de Scar basada en el ansia de poder y estatus.

En medio del boom de Disney por versionar sus clásicos animados realizando remakes de acción real como Aladdín (2019), Dumbo (2019), La Bella y la Bestia (2017) o La Cenicienta (2015) y con un presupuesto de 250 millones de dólares, la factoría estrena el círculo de la vida de El Rey León con la querida banda sonora compuesta, una ocasión más, por el alemán Hans Zimmer.