Mañana se celebra el Día Internacional de la Danza y la periodista, escritora, gestora cultural y docente venezolana Rosa María Rappa nos habla de lo que significa esta fecha para el arte y cultura

Conozco pocas personas a quienes la danza le es indiferente. Y a ninguna a quien le desagrade. La danza es libertad y definitivamente una expresión del ser superior de cada uno de los vivientes en este planeta. ¡Hasta los animales danzan! Decía el poeta francés Paul Valery, que la danza es un exceso de vida. Y la maestra venezolana Sonia Sanoja, nos propuso ver a la danza como un vértigo consciente que no vacila, que nos domina lúcidamente hasta lograr involucrarnos en ella.

Fue en 1982, que la Unesco decretó la celebración del Día Internacional de la Danza, decidiendo que fuera una jornada en torno al 29 de abril de cada año, en conmemoración a la fecha de natalicio del bailarín, coreógrafo y maestro francés Jean George Noverre (1727-1810), reconocido en la historia como el gran renovador de las danzas de corte y fundador de las ideas que darían pie a la creación del ballet moderno. Y mucho que ha evolucionado la danza desde entonces.

Así, cada año celebramos la danza. Un creador de cualquier parte del mundo es escogido por la Unesco para que dé al mundo un mensaje. Este año esa misión recayó en Gregory Vuyani Maqoma, bailarín, coreógrafo y actor sudafricano.

“La danza no es política -dice Vuyani en su mensaje-, sino que se vuelve política porque lleva en su fibra una conexión humana y por lo tanto responde a las circunstancias en su intento de restaurar la dignidad humana”.

Desde Unearte, profesores y estudiantes que estudian Gestión Cultural para la Danza hemos querido resaltar la capacidad bondadosa que tiene la danza para reconciliarnos con la existencia. Por eso llevamos adelante la campaña #YoSiBailoEnCasa, modesta contribucción para hacer un poco más llevadero el confinamiento que vivimos durante la cuarentena del Covid 19. Y celebrar la danza con un mensaje de profunda paz y armonia, invitando a todos los usuarios de las redes a grabar sus videos y compartirlos con sus audiencias.

Mensaje Día Internacional de la Danza 2020

Fue durante una entrevista que tuve recientemente que pensé profundamente en la danza.

¿Qué significa para mí? En mi respuesta tuve que analizar mi viaje y me di cuenta de que todo se trataba de un propósito y que cada día presenta un nuevo desafío que hay que enfrentar y es a través de la danza que trato de dar sentido al mundo.

Estamos atravesando tragedias inimaginables en un tiempo que mejor podría describir como la era post humana. Más que nunca necesitamos bailar con un propósito para recordar al mundo que la humanidad todavía existe. El propósito y la empatía deben prevalecer a lo largo de años y años de innegable paisaje virtual, de disolución que ha dado lugar a una catarsis de dolor universal que invade la tristeza, la dura realidad que sigue impregnando a los vivos y a los que se enfrentan a la muerte, el rechazo y la pobreza. Nuestra danza debe más que nunca dar una fuerte señal a los líderes mundiales, a aquellos a quienes se les confía salvaguardar y mejorar las condiciones humanas de que somos un ejército de pensadores furiosos y que nuestro propósito se esfuerza por cambiar el mundo paso a paso.

La danza es libertad y a través de ella debemos liberar a los demás de las trampas que enfrentan en diferentes rincones del mundo. La danza no es política, sino que se vuelve política porque lleva en su fibra una conexión humana y por lo tanto responde a las circunstancias en su intento de restaurar la dignidad humana.

A medida que bailamos con nuestros cuerpos cayendo en el espacio y enredando juntos nos convertimos en una fuerza de movimiento tejiendo corazones, tocando almas y proporcionando curación que es tan desesperadamente necesaria.

Y el propósito se convierte en una sola danza hidra, invencible e indivisible. Todo lo que necesitamos ahora es bailar ¡Un poco más!

Gregory Vuyani Maqoma