Tras meses y a veces años de planificación, el coronavirus arrebató la ilusión a las adolescentes que se disponían a protagonizar por fin su fiesta de quince años, un ritual de paso a la adultez muy arraigado en América Latina

Las grandes celebraciones y eventos fueron suspendidos al ritmo de los rigurosos confinamientos impuestos en la mayoría de países. Tras seis meses de pandemia y sin una perspectiva clara de final, ellas cruzan los dedos para que al menos en 2021 puedan vivir el esperado momento.

Federico Parra / AFP

Ildemira Valera -madre de Sidneidy Uray y madrastra de Eikalin González- muestra los vestidos que ella y su hermana gemela usaron para su fiesta de quinceaños hace dos décadas. El tradicional baile de quince años, decimoquinto cumpleaños de las niñas latinoamericanas, es un sueño que las adolescentes tuvieron que cancelar o posponer debido a la pandemia.

Federico Parra / AFP

La hermana de Eikalin González y Sidneidy Uray, juega con los vestidos que lucieron su madre Ildemira Valera y su hermana gemela para la celebración de sus quinceaños.

Federico Parra / AFP

Sidneidy Uray (derecha), y su hermana Eikalin González  en La Vega, Caracas  posan para una foto con sus vestidos de quinceañera.

Luis Acosta / AFP

La adolescente panameña Valeria Halit Carreño es maquillada para sus quince años  por su prima Nicole Heart (derecha) en la ciudad de Panamá

Luis Acosta / AFP

Valeria Halit Carreño muestra su vestido de quinceañera.

Luis Acosta / AFP

La adolescente panameña Valeria Halit Carreño posa con el vestido por su decimoquinto cumpleaños cancelado debido a la pandemia.

Ronaldo Schemidt / AFP

La argentina Mia Minutillo luce una mascarilla mientras muestra su vestido de quinceañera en su casa de Buenos Aires.

Ronaldo Schemidt / AFP

Mia Minutillo es ayudada por su madre Verónica Riveira a ponerse su vestido que tenia para su fiesta de quince años.

Ronaldo Schemidt / AFP

La argentina Mia Minutillo posa con mascarilla y su vestido de quinceañera en su casa de Buenos Aires.

Claudio Cruz / AFP

Eréndira Ofelia Sánchez Miranda, de 15 años, posa con una máscara protectora y su vestido para la celebración de su decimoquinto cumpleaños, el cual fue pospuesto por el coronavirus en Naucalpan de Juárez, Estado de México.

Claudio Cruz / AFP

La mexicana María Zeneida Miranda Galán (izq.) Ata el vestido que su hija Eréndira Ofelia Sánchez Miranda, que iba a usar para celebrar su decimoquinto cumpleaños.

La mexicana Eréndira Ofelia Sánchez Miranda, de 15 años, posa para una fotografía con una máscara protectora y su vestido de quinceañera.