Una regla fundamental es respetar la voz del autor, recuerda el profesor Carlos Ortiz, quien dictará un taller sobre esta materia a partir del 1 de julio

Corregir un texto no es misión imposible. Este es un oficio que se puede aprender y que les da una nueva opción de trabajo a muchas personas.

Hay varios tipos de corrección: la que busca enmendar los errores ortográficos (ortotipográfica), la de las páginas de un libro cuando ya están listas para imprimir (de pruebas), la que revisa los conceptos y otros problemas de fondo (de contenido) y la que busca ajustar la forma en que está escrito un texto (estilo), detalla el profesor Carlos Ortiz.

Para abordar la corrección de estilo hay una premisa básica: respetar la voz del autor del texto, subraya Ortiz, profesor de la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y del Diplomado en Edición UCV-Cámara Venezolana del Libro (Cavelibro). “Hay que identificar la forma en que ese escritor construye las oraciones, cómo abre y cierra los párrafos, si usa o no muletillas, si es o no rebuscado”, agrega.

La corrección de estilo se puede aprender, afirma el docente ucevista, y eso se logra con la experiencia y con algunos elementos y criterios.

Ortiz dictará en Caracas un taller avanzado de corrección de estilo a partir del 1 de julio. Esta experiencia de aprendizaje, organizada por la Cámara Venezolana del Libro (Cavelibro), permitirá adquirir y poner en práctica las herramientas necesarias para pulir un texto.

“Leer para reescribir” es un taller dirigido a personas que ya tienen experiencia en la corrección de estilo, durante el cual los participantes podrán trabajar con problemas reales y aprender cómo resolverlos mejor. Se dictará en Katara Espacios, en Chacaíto.

Más información:

-Correo electrónico cavelibro.formacion@gmail.com.

-Números telefónicos: 04141282680,

-Instagram: @cortizeditorial, @cavelibro.