El maestro Vidal Colmenares estuvo presente durante la inauguración que se realizó el domingo 19 de mayo. La revista italiana Segno, especializada en arte contemporáneo, considera que Venezuela ha construido un “pabellón elegante y atractivo, sin duda, uno de los mejores de las últimas ediciones”

Venezuela inauguró la exposición Metáfora de las tres ventanas en la 58 Exposición Internacional de Arte, Bienal de Venecia, en Italia, con cantos del llano venezolano en la voz y el cuatro del maestro Ramón Vidal Colmenares.

El acto inaugural comenzó con la interpretación de Caballo viejo y le siguió Linda Barinas, Fiesta en Elorza, además de cantos de ordeño, que recibieron cálidos aplausos del público italiano.


La exposición Metáfora de las tres ventanas , que representa a Venezuela en esta bienal, abre con una frase de Aquiles Nazoa: “Tienen la luz de sus ventanas hechas para otras miradas”.

Cuatro artistas venezolanos exponen en la Bienal de Venecia: Ricardo García, “con una propuesta interactiva donde el petróleo y su influencia sirven de pretexto para convocar al visitante a sumar su huella y aportar sus signos al paisaje”, tal como explicó el curador de la muestra Oscar Sotillo; Gabriel López con máscaras, objetos y rituales vincula el origen y la actualidad de nuestro nación; Natalí Rocha, quien no vive en Venezuela, se reencuentra con su tierra a través de collages textiles; y Nelson Rangel (Rangelosky) con pixeles y recursos ópticos muestra la causa y el efecto del imperio.

Debido al bloqueo financiero que tienen los bancos europeos al país, lo cual afectó el viaje y los montajes, la inauguración del pabellón se realizó una semana después de la apertura oficial de la bienal, expresó, durante la inauguración, el ministro de la Cultura, Ernesto Villegas Poljak.

“Podemos tener muchos problemas, que nos falten cosas, pero no nos falta dignidad”, agregó el titular de cultura, quien resaltó que el bloqueo financiero contra Venezuela, más bien le dio publicidad al pabellón y “ha despertado un inusitado interés en el público que visita la Bienal de Venecia”.

Mientras se realizaba el montaje de la muestra expositiva, el pabellón estuvo abierto al público, que quedó impactado por vivir la experiencia de ver a los artistas visuales venezolanos montando sus obras.

La revista italiana Segno, especializada en actualidad internacional de arte contemporáneo, publicó que Venezuela sorprende con “un arte vital y palpitante a pesar del bloqueo económico” y “traen a Venecia los temas del petróleo, la ascendencia, la migración, la rebelión y el antiimperialismo”.

Segno considera que Venezuela construyó un “pabellón elegante y atractivo, sin duda, uno de los mejores de las últimas ediciones” y que “no tiene nada que envidiar a los vecinos”. Y finaliza su artículo recomendando al jurado de la Bienal que el pabellón venezolano “merece al menos una mención especial fuera del programa”.

Diferentes movimientos sociales y grupos políticos en solidaridad con Venezuela tomaron la palabra durante la apertura para expresar su rechazo al bloqueo económico impuesto por el gobierno estadounidense contra Venezuela e invocaron a la paz y a la no intervención militar.

Venezuela participa en la Bienal de Venecia desde 1954, cuando estuvo representada por Armando Reverón y Francisco Narváez. Le siguieron Mateo Manaure, Héctor Poleo, Oswaldo Vigas, Carlos Cruz Diez, Alejandro Otero, entre otras figuras de las artes plásticas venezolana.

En 1956 se convirtió en el primer país latinoamericano en tener un pabellón permanente con la obra del arquitecto italiano Carlo Scarpa.

Esta 58 edición se inauguró el 11 de mayo y estará abierta hasta el 24 de noviembre.