A partir de esta noche del 19 de junio y hasta el 23, el Centro Cultural San Martín será el lugar de encuentro para miles de venezolanos que viven en la capital Argentina, gracias a la programación del Festival de Cine Venezolano, creado como una plataforma que va más allá del séptimo arte y se levanta como un emprendimiento de integración cultural

Es un puente, un espacio y unos días para el encuentro, un emprendimiento y un proyecto de gestión socio-cultural que se ha ido desarrollando ya desde hace más de cuatro años. Es el Festival de Cine Venezolano (Fecive) en Buenos Aires, Argentina, cuya cuarta edición comienza esta noche del 19 de junio y que se extenderá hasta el 23, con la exhibición de películas con sello venezolano y otras muchas actividades.

En el Centro Cultural General San Martín será la premier de la cuarta edición de FECIVE, evento que se ha consolidado como el espacio de encuentro cultural entre venezolanos y locales más importante de Latinoamérica. En ésta edición en Buenos Aires, hay días llenos de actividades para acercar a ciudadanos de ambas nacionalidades, con el séptimo arte como excusa

A pesar de que “FECIVE nació con la idea de exhibir cine venezolano y reunir a compatriotas que viven en Buenos Aires, se ha convertido a lo largo de sus ediciones,  en un espacio de intercambio cultural entre los dos países… “Muchos argentinos se reconocen en nuestro cine, nos parecemos más de lo que creemos”, comenta Gastón Goldmann –fundador y director de esta iniciativa- al tiempo que nos recordó que el lema de festival empezó siendo “ven a conocernos” y más adelante incorporó “vamos a conocernos”, ya que es un intercambio bilateral.

En su cuarta edición consecutiva, este particular y creativo festival, además de exhibir una muestra de la más reciente y diversa cinematografía venezolana, ofrecerá actividades gratuitas para el público: charlas, talleres, encuentros y fiestas. Esta edición cuenta con 6 representantes de las películas del festival, que viajarán desde Venezuela especialmente para la ocasión.

Este año compiten por el premio del público y el premio del jurado argentino, 6 largometrajes y 6 cortometrajes. La película La familia, ópera prima del director Gustavo Rondón Córdova, recientemente nominada a los Premios Platino y seleccionada para representar a Venezuela en la categoría de mejor película extranjera en los premios Oscar 2018, será la encargada de inaugurar el Festival.

Gustavo Rondón, director de “La Familia”, está en Buenos Aires para la premier del Festival de Cine Venezolano en Argentina / Foto: Archivo Contyrapunto

La selección de largometrajes la completan las cintas Tamara, de Elia K. Schneider; El Silbón, de Gisberg Bermúdez; El vampiro del lago, de Carl Zitelmann; Papita 2da Base, secuela de la exitosa Papita Maní, Tostón, dirigida por Luis Carlos Hueck y Nos llaman Guerreras, de Jennifer Socorro, Edwin Corona Ramos y David Alonso.

Simón, dirigida por Diego Vicentini y protagonizada por Christian McGaffney; Hastío, de Sergio Pellin; Bákiro, el musical animado dirigido por Miguel New; Lucy, de Roberto Gutiérrez; Carne con papas, de Luis Rahamut y Fusilao, de María Laura Reina, serán los cortometrajes seleccionados para acompañar la proyección de cada película durante esta edición del festival.

Los invitados que viajarán a Buenos Aires a representar sus películas este año son: Verónica Herrera, futbolista profesional, defensa de la selección nacional femenina y que, con sólo 19 años ha participado en dos mundiales, será la encargada de presentar el largometraje documental Nos llaman Guerreras.

El polémico film Tamara será el que cuente con la mayor representación en FECIVE. Asistirán Tamara Adrián, diputada, activista por los derechos de la mujer y la comunidad LGBT y docente. Acompañada por Luis Fernández, actor, escritor, productor y director venezolano radicado en Los Ángeles y encargado de interpretar a Tamara Adrián en el controversial film.

El actor Luis Fernández asume el rol de Tamara Adrián en el filme “Tamara” / Fotos: Archivo Referencial Contrapunto

A ellos los acompañarán, la directora de la cinta, Elia K. Schneider, cineasta, escritora y directora de teatro americana-venezolana-israelí, cuatro veces en la selección oficial de Venezuela al Oscar de la Academia, y José Ramón Novoa, cineasta uruguayo-venezolano, escritor, productor y director, que con su película Sicario ganó 34 premios internacionales (incluyendo Tokyo, Huelva, Biarritz, Santa Bárbara, La Habana, Viña del Mar, Filadelfia, Fort Lauderdale) y fue nominado a los premios Goya (España).

Carl Zitelmann, escritor y director, reconocido por dirigir videoclips para bandas como Café Tacvba, Vinilo Versus, Famasloop, La Vida Boheme (galardonado con el Grammy Latino a Mejor Video). Su más reciente trabajo en ficción ha sido reconocido en festivales como Montreal, Sitges, Raindance, Palm Springs, Savannah, Animamundi y Mar del Plata. Presentará en FECIVE, El vampiro del lago, su primer largometraje.

Otros once delegados de las películas en competencia (entre editores, sonidistas, actores y actrices entre otros) que residen hoy en Argentina, también representaran a sus obras en el festival.S

¿Qué es Fecive?

FECIVE es una iniciativa independiente para la integración del emigrante venezolano con el público local, capaz de generar vínculos significativos a partir del encuentro artístico y cultural.

Es un proyecto voluntario. Ninguno de sus integrantes percibe ingresos por trabajar en él, pero quienes lo componen dejan el alma en la cancha año tras año. Se trata de cineastas, productores, periodistas y otros profesionales de la comunicación, en su mayoría venezolanos (ya que en sus filas han albergado a gente de todas las latitudes) que vieron hace años una oportunidad de hacer un aporte al desarrollo de la cultura, aunque estuvieran en un nuevo lugar.

FECIVE genera encuentros durante todo el año. Desde hace dos años, en alianza con el Shnit International Short Film Festival, se producen ciclos gratuitos de cortometrajes venezolanos y argentinos los primeros lunes de cada mes en Caracas Bar (ícono venezolano de la noche porteña).

También están trabajando en nuevos proyectos, como un ciclo de documentales venezolanos, destinado a universidades de la capital, con el fin de abrir el diálogo con los estudiantes de cine y el público joven sobre la situación de ese nuestro y, en conjunto con una importante cadena de cines, también preparan el primer circuito comercial de cine venezolano de Argentina, que exhibirá algunas de las mejores películas que han pasado por el festival, esta vez en las principales ciudades del país que los venezolanos han elegido masivamente como su nuevo hogar.