La cifra se traduce a alrededor de 19 millones de personas

El presidente de Circuito Gran Cine, Bernardo Rotundo, detalló que se ha perdido el 63% de los espectadores en las principales salas de cine a nivel nacional, producto de la COVID-19 y los efectos de la crisis económica venezolana.

Indicó que el “diagnóstico” en las diferentes salas se ha hecho desde el 2016, cuando diversos factores empezaron a influir, entre ellos, la crisis energética, la escasez de alimentos, la hiperinflación, entre otros.

“En promedio las salas de cine a nivel nacional recibían 30 millones de espectadores al año y para el cierre de diciembre en el 2019, llegamos a tener cerca de 11 millones, o sea, la caída fue bastante fuerte”, afirmó.

Es decir, los cines venezolanos han perdido alrededor de 19 millones de espectadores o el equivalente a -63%.

Rotundo comentó que en Venezuela se vive una “sindemia”, ya que hay una crisis humanitaria severa y la pandemia, lo que ocasiona “que se viva una profunda crisis económica. Si las salas de cine ya estaban en una situación bastante precaria y ahora con la pandemia, ello ha incrementado”.

Asimismo, manifestó que las empresas han tratado de mantener a sus trabajadores pero ha habido una desincorporación por falta de incrementos salariales.

“Nosotros desde Gran Cine, tratamos todos los meses de ajustar el tema del pago, ya que el dólar juega un protagonismo grande y hay bastante hiperinflación”, expresó.

Además, sostuvo que ha habido una “deserción importante de los trabajadores de los principales centros de distribución de cine”, debido a que han buscado otras alternativas o ingresos, quedando así pocos trabajadores tanto en las cadenas de distribución como en las salas.

Por último, comentó en entrevista para Fedecámaras Radio, que muchos cines han venido “trabajando a paso muy pequeños” desde enero de 2021, abriendo sus puertas “una semana si y otra no”.

Con información de Banca y Negocios