La película “Una chica fácil”, con la exprostituta Zahia Dehar, protagonista de un escándalo sexual en 2009 junto a los futbolistas Franck Ribéry y Karim Benzema, fue premiada este jueves en la Quincena de Realizadores en el Festival de Cannes

El filme, de la directora Rebecca Zlotowski, recibió el premio de la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos (SACD) en la Quincena, una sección independiente del Festival.

El argumento sigue a dos primas un verano en Cannes: Sophia (Zahia Dehar), que se acuesta con hombres ricos y recibe regalos onerosos, y Naïma (Mina Fardi), más joven y fascinada por el universo del lujo y el deseo que descubre.

Zahia estuvo implicada en un escándalo con los dos jugadores del equipo de Francia, que contrataron sus servicios cuando ella era menor de edad. Ante la justicia, Ribéry y Benzema fueron absueltos.

“Tengo simpatía por las mujeres víctimas del escarnio público”, dijo a la AFP durante el Festival Zlotowski, en referencia a la actriz.

“Para ser feminista, no hace falta mostrar a mujeres astronautas o neurocirujanas. Es un placer para mí mostrar a mujeres en el cliché de la superfeminidad”, agregó la directora, miembro del colectivo 50/50 que aboga por una mayor paridad en la industria del cine.

“Una mujer fácil no es peyorativo, es una mujer que disfruta de su sexualidad tanto como un hombre. No es frecuente ver a una mujer como (el personaje) de Sophia”, subrayó por su parte Zahia Dehar.