Bernardo Rotundo, presidente del Circuito Gran Cine, recordó que en semana flexible las salas de cine están abiertas de los complejos comerciales más importantes, aunque el 7X7 limita las capacidades gerenciales.

Reiteró que se toman medidas para garantizar la bioseguridad, como distanciamiento físico, menos funciones para que pueda haber más tiempo para la desinfección de las salas, uso de mascarillas y toma de temperatura. “La gente puede ir a disfrutar de su espectáculo”, subrayó.

Rotundo, en entrevista con Unión Radio, remarcó que no es lo mismo ver una película en una pantalla de televisión que observarla en el cine.

Los espectadores que van al cine “salen alucinando”, resaltó. Se calcula que desde el 27 de enero han asistido unas 105 mil personas, y aunque “es un número pequeño, es importante”.

Recordó que el sector ya tenía problemas debido a la pérdida de poder adquisitivo.