El centro comercial Líder ostenta la responsabilidad de la custodia del árbol de Navidad más costoso de la ciudad capital

Con el inicio de la época decembrina es propicio visitar el árbol de Navidad con mayor valor monetario de la ciudad capital. Con un aproximado de 5.000 estrellas talladas en cristal de alta pureza, estimadas en 100 dólares americanos cada una, el costo de este alcanza la suma de medio millón de dólares americanos, convirtiendo así a Swarovski en la marca que preside la decoración navideña del Líder y Caracas.

Con una vasta trayectoria de más de cien años esta marca se ha caracterizado por realzar la belleza de generaciones de personas con elegancia, estilo y delicados acabados, acompañando momentos memorables y cotidianos de la vida de millones de hombres y mujeres alrededor del mundo.

El encendido del árbol se desarrolló en un evento glamoroso el pasado 16 de noviembre, en medio de una atmósfera festiva. La oscuridad fue el preámbulo del encendido con las luces apagadas y hermosas cantantes que transitaban entre ella; inicia el show preparado con el estallido de una lluvia magnifica de luces, confeti y colores que enaltecieron el sublime momento del encendido. 

“Simbolismo de la esencia de la época decembrina, una oscuridad de situaciones y complicaciones que se ve mermada con la luz de la alegría y emoción de los festejos navideños, del compartir familiar”, nos comentó Karla Díaz, gerente de la marca.

Con un prolongado repertorio, un concierto fue el evento central de la noche, la presentadora y modelo Mariángel Ruiz estuvo a cargo de la animación de la velada.

Los presentes estuvieron acompañados por una modelo que llevaba un vestido interactivo de copas de espumante ofrecido por Ron Barrica, para el brindis en ocasión del encendido, contando además con stand de esta y otras marcas para el disfrute de los citados al evento. 

Los asistentes fueron agraciados con una delicada y distintiva pieza de la marca.

Cabe destacar, a propósito de tomar una buena foto navideña para el recuerdo, visitar el árbol de Navidad más costoso de la ciudad capital, y quizás de Venezuela.