La pandemia por el virus procedente de Wuhan, ha cambiado el estilo vida de la mayor parte del mundo, la crisis económica que se ha originado obliga a cambiar de oficio

La COVID-19 sigue causando estragos a millones de personas en todo el mundo, por la salud y una crisis económica que está causando el cierre de innumerables negocios. Esto le ocurrió a la popular luchadora belga Cindy Dandois, quien ha decidido dar el salto al porno para solventar sus problemas financieros.

A sus 35 años, Dandois, que es madre de cinco hijos, acumula una dilatada trayectoria en el mundod de las artes marciales, tras pelear en la UFC, en la Rizin Fighting Federation, en Invicta FC y en Bellator MMA y actualmente compite en la PFL (Professional Fighters League)

La crisis del coronavirus hizo que se suspendieran todas sus peleas y que tuviera que cerrar su gimnasio, un negocio que terminó perdiendo y que le ha dejado en una delicada situación económica.

“Perdí mi gimnasio durante este confinamiento por el coronavirus, sin ayuda de nuestro gobierno y con mis peleas canceladas, lo que me ha dejado con grandes problemas financieros”, dijo Dandois, que dio más detalles de su nueva aventura en el mundo del cine para adultos.

“Decidí abrir una cuenta en ‘Only Fans’ para poder recolectar el dinero para volver a abrir el gimnasio y devolverles a los jóvenes su hogar”, explicó la luchadora belga.

El caso de Cindy Dandois y su salto al contenido para adultos no es único, ya que hace unas semanas salió a la luz la historia de la piloto australiana Renee Gracie, que también optó por dedicarse a crear contenido de adultos de pago.

Con información de Mundo Deportivo