La famosa hermana de uno de los realitys más famosos de la tv, utilizó sus redes sociales para silenciar las críticas que los usuarios estaban haciendo a partir de una imagen filtrada sin consentimiento en la que aparece sin ningún tipo de retoque digital

A Khloe Kardashian no le ha gustado para nada que circule por las redes sociales una imagen suya publicada sin su permiso.

Aunque la celebrity asegura que la foto “es hermosa”, el asistente que la difundió no tenía el consentimiento de la protagonista para publicarla y por eso ha pedido que no se comparta.

“La foto que se publicó esta semana es hermosa. Pero como alguien que ha luchado con la imagen corporal toda su vida, cuando alguien te toma una foto que no es halagadora, con mala iluminación, o que no captura tu cuerpo de la forma en que es después de trabajar tan duro para llegar a este punto y luego compartirlo con el mundo; debes tener todo el derecho a pedir que no se comparta, independientemente de quien seas”, escribió en Twitter.

Sin embargo, ahora no es mucho lo que puede hacer Khloe, ya que una vez difundida, eliminar la imagen del océano de Internet es tan difícil como buscar una aguja en un pajar. Su equipo legal ha mandado un comunicado asegurando que tiene derecho a pedir que la imagen no se funda pero no puede pedir que se borre de todos lados. Luchar contra la telaraña de la red es más difícil de lo que parece.

“La foto editada en color fue tomada a Khloé durante una reunión familiar privada y publicada en las redes sociales sin permiso por error de un asistente”, asegura Tracy Romulus, directora de marketing de KKW Brands, en un comunicado. “Khloe se ve hermosa, pero el propietario de los derechos de autor tiene el derecho de querer que se elimine una imagen que no está destinada a ser publicada”, añadía.

Para contrarrestar las críticas que se han vertido sobre su cuerpo a partir de esta foto publicada sin consentimiento, Khloe ha publicado en un explícito vídeo donde muestra su figura en movimiento.

Aunque se ve muy poco favorecida en la citada imagen, lo cierto es que muchos de sus seguidores han alabado el envidiable aspecto físico que tiene. Otros, en cambio, han criticado que la influencer tenga la necesidad de eliminar todo lo que escape a su control, un comportamiento que en realidad esconde problemas de autoestima e inseguridad que puede que se haya agravado gracias a las constantes comparaciones con sus hermanas. “Khloe es la hermana gorda”, decían algunos usuarios.

“Para aquellos que sienten la presión constante de no sentirse lo suficientemente perfectos, quiero que sepan que los veo y los entiendo”, asegura Kardashian a sus 136 millones de seguidores, con los que compartió un explícito vídeo en el que muestra su cuerpo frente al espejo sin Photoshop. “Todos los días, mi familia y amigos que me aman me dicen que soy hermosa, pero sé que hay que creerlo desde dentro. Solo hazlo tú y asegúrate de que tu corazón esté feliz”, escribió.

Con información de Europa FM