El Ferrodraco lentoni tenía una longitud de cuatro metros con las alas abiertas y cuando estaba en tierra se desplazaba apoyándose de sus cuatro extremidades

Un equipo científico descubrió en el noreste de Australia una nueva especie de pterosaurio: un reptil volador gigante prehistórico que habría habitado el planeta hace 96 millones de años, vivió alrededor de lagos y sistemas fluviales rodeados de bosques coníferos.

Cada vez la realidad se parece más a la ficción, este reptil volador, que se alimentaba de peces, podía volar a través de los océanos y dispersarse entre continentes,lo cual muestra mayores vínculos con pterosauros de Inglaterra que con los de Sudamérica.

Según las pruebas fósiles obtenidas, esta especie compartió su entorno con varios dinosaurios.

El Ferrodraco lentoni tenía una longitud de cuatro metros con las alas abierta y cuando estaba en tierra se desplazaba apoyándose de sus cuatro extremidades, indicó la autora principal del estudio, Adele Pentland, de la Swinburne University of Technology de Australia.

El hallazgo de estos fósiles, realizado en la formación Winton, representa el conjunto más completo, jamás hallado en Australia, que incluye parte del cráneo, cinco vértebras parciales del cuello y huesos de ambas alas.