Arrancar el 2022 con buen pie es el objetivo principal de todos los seres humanos que vienen arrastrando confinamiento y estados de desánimo a causa de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, los ánimos han ido subiendo de manera progresiva y la humanidad se ha ido adaptando a la nueva realidad. Para conversar sobre las herramientas que debemos tener en cuenta para afrontar el año con éxito, Contrapunto conversó con Claudia Echeverri, Life Coach y Coach organizacional, la cual menciona aspectos claves y herramientas para iniciar el año de la mejor manera posible.

¿Cuáles son las herramientas para afrontar el 2022?

En muchos casos, el inicio de nuevos ciclos, nos lleva a considerar, que recursos y herramientas serán de utilidad a los nuevos desafíos y a aquellos prácticamente permanentes en nuestra realidad. En el inicio de un nuevo año puede percibirse como un nuevo espacio de oportunidades, tiempo para el logro de objetivos; ahora bien, partiendo de esta perspectiva, la principal herramienta, es definir que queremos alcanzar, por sencillo que parezca, es fundamental y con frecuencia lo pasamos por alto. Definir lo que desea lograr va más allá de hacer una lista de sueños o deseos, me refiero a definir en detalle los objetivos más relevantes para este nuevo año, considerando ser específicos, considerando qué quiere lograr, cuándo, dónde y cómo estima ir avanzando hasta concretarlo.

Para diseñar objetivos, también es imprescindible identificar con qué cuenta y cuál es nuestro punto de arranque, en función a donde queremos lograr, así tendremos una métrica clara de la dimensión de la brecha que nos separa de cada objetivo. En esta misma línea una herramienta interesante, es la búsqueda e integración a redes de contacto, con personas y organizaciones relacionadas a los objetivos, todo esto con el propósito de generar oportunidades laborales, emprendimiento, educación, a través de encuentros, charlas, conferencias o cualquier tipo de reunión que facilite el intercambio de recursos, apoyo y experiencias, esta estrategia en algunos ambientes es denominada networking y funciona con mucho provecho para sus involucrados, gracias a la tecnología podrá incorporarse tanto presencial como online en círculos y comunidades de su interés.

¿Cómo ser resiliente en medio de las dificultades en época de pandemia?

Hablar de resiliencia, es hablar de la cualidad que desarrollan algunas personas para afrontar adaptativamente las situaciones negativas o adversas, precisamente como la pandemia declarada por el COVID-19, que ha generado grandes conflictos en muchas formas y niveles, y ha representado un golpe para muchas personas, por no generalizar y asegurar que nos ha afectado a todos los seres humanos desde sus inicios en el 2020.

Pero hablar de resiliencia es inmensamente más sencillo que ser resiliente. Investigaciones científicas aportan que la resiliencia plantea ciertos aspectos clave para desarrollarla en la practica; iniciando con compromiso, desafío y control. Ser resiliente no significa evitar tener experiencias o eventos negativas o desagradables, mas bien, se trata de afrontar de manera adaptativa esas situaciones y transformarlas en retos que de alguna forma representen para la persona oportunidades para crecer, mejorar o aprender. Ser resiliente en la practica pasa por un cambio de mirada del observador, un observador determinado a identificar mas de un punto de vista, validando que puede existir mas de una forma de interpretar un evento o situación. De igual forma, es importante que concentre su atención en sus recursos emocionales, sociales y fortalezas personales, entendidas como aquellas características internas favorables, pueden ser cualidades como la paciencia, disciplina, responsabilidad, comunicación y ética.

En términos sencillos, no podemos controlar una gran variedad de eventos y situaciones que nos afectan en el día a día, sin embargo, existe la posibilidad real de pasar por estas situaciones, aprender, mejorar y salir fortalecidos, dependerá en primer lugar de la voluntad y el vinculo desarrollado con su propósito mayor.

¿Que es lo acertado al hacer una revisión del año que culmina y qué es lo que no está bien?

Hacer un balance del año que termina, es una practica valiosa en si misma, sin embargo, es importante tomar en cuenta que este recuento puede generar ciertos estados de ánimo poco favorables a nuestra salud mental y bienestar. Recuerda que habrá objetivos que tomarán mas tiempo lograrlos.

El listado de cosas pendientes y hacer conciencia de los objetivos no alcanzados puede detonar frustración e incluso dudas sobre las verdaderas posibilidades de éxito. Sin embargo es imprescindible, para identificar cual es tu punto de inicio para el nuevo año, no puede mejorarse aquello que no se ha medido.

Considero que es recomendable iniciar identificando aquellos avances alcanzados y logros concretados, sin olvidar tomar en cuenta que aspectos fueron claves en los éxitos alcanzados, cuando nos disponemos objetivos, es importante dividirlos en pequeñas metas, las cuales te permitirán hacer seguimiento de los avances y estimular la motivación.

Revisar el año que termina te da una idea del punto de partida, de allí en adelante el año que inicia será un lienzo en blanco.

¿Cómo mantener la calma ante los retos de 2022?

Para muchas personas poder corresponder de una forma asertiva ante los retos por llegar, marcará una gran diferencia en sus resultados, ahora bien, antes de nuestras acciones, todo inicia con nuestros estados mentales; refiriéndonos a la calma, como parte de un estado psicológico de bienestar, el cual representa que la persona es capaz de enfrentarse con las situaciones cotidianas con tranquilidad de ánimo, demostrando gran fortaleza.

Con frecuencia la ausencia de tranquilidad y calma esta asociada con mantener nuestro enfoque en el pasado y el futuro, dos tiempos sobre los cuales tenemos poca o nula influencia, el pasado obedece a eventos ya ocurridos sobre los cuales no queda mas que hacer, y por el otro lado tenemos el futuro, sobre el cual podemos formular hipótesis y pronósticos, posibles, pero no inevitables. Cuando nos concentramos en el pasado y en el futuro, mantener la calma esta inevitablemente cuesta arriba, en especial porque estamos dejando pasar el presente, único tiempo sobre el que podemos influir de alguna manera.

Un excelente recurso para recuperar nuestra atención en el presente es el mindfulness, una conocida técnica, basada en filosofías orientales, combinado con aportes científicos asociados con investigaciones de manejo del estrés. Esta técnica de mindfulness corresponde a la capacidad humana de ser consciente del contenido de la mente, momento a momento. La práctica del mindfulness nos permite observar nuestros procesos internos (pensamientos, emociones y sensaciones) al igual que aquello que ocurre a nuestro alrededor. Esta es una práctica, y como tal su efectividad dependerá de su aplicación en el día a día, esta técnica corresponde a la combinación simultanea de atención plena y una actitud abierta de aceptación, y la mejor forma de iniciar, es tomar la decisión de practicar atención plena en momentos cotidianos, puede iniciar con ejercicios de atención plena, incluso de un minuto y de allí en adelante, queda mucho que incorporar, hasta alcanzar verdadera atención plena al presente.

¿Cómo saber que empezamos el año por el camino correcto?

Saber con certeza, cual es el primer paso en el camino correcto, va mas allá de los pronósticos y estadísticas, y se aproxima a las ventajas y beneficios de desarrollar un plan de acción, solo quien sabe a donde quiere llegar, puede determinar que acciones debe llevar a cabo, sobre estos objetivos. Sin embargo, recuerde que si es importante como iniciamos también es clave, la continuidad y el seguimiento que vamos realizando a medida que transcurre el año, de lo contrario no habrá gran diferencia con otros años en los cuales todo quedo en la lista de sueños o deseos.

¿Cuál es el mensaje final para afrontar el 2022?

Para cerrar estas palabras, pensemos cuán diferente pueden resultar sus resultados si asume este año como una gran oportunidad, en especial si entendemos los intentos fallidos del pasado, como experiencias fuente de aprendizaje y sabiduría. No desistan, escuchar a expertos es importante, pero escucharnos a nosotros mismos es en mucho mas importante sobre todo si identificas tu propósito real y no lo pierdan de vista.