La influencer tiene más de 20 millones de seguidores en Instagram y lucha por borrar su pasado en el porno

Desde hace tiempo que Mia Khalifa se transformó en una figura de Instagram. Su breve paso por la industria pornográfica y su lucha para que borren ese contenido de Internet la volvió aún más popular y a diario comparte todo tipo de fotos con sus millones de seguidores.

Pero la influencer tuvo un presunto desliz al subir una historia que, como siempre, sacó a relucir su gran humor: al mostrar a su mascota, apareció un cuadro con una foto íntima con su marido en la que está recreando una pose sexual.

En las imágenes, Khalifa grabó a su mascota acostada al lado de un oso de peluche gigante. Detrás, sin darse cuenta, captó un cuadro gigante que tiene una foto de ella junto a su marido, Robert Sandberg, un famoso chef, en la que la modelo simula tocarle las partes íntimas.

Minutos después, la exestrella porno compartió varios posteos de fanáticos que remarcaron ese detalle. “Mia Khalifa agarrándole la entrepierna al marido es la energía que quiero para cualquier relación”, le comentó una usuaria. “No me dejó mandar esta foto como una postal de Navidad y nunca lo voy a perdonar por eso”, le comentó ella con mucha complicidad.

Con información de TN Show