“Los diputados José Gregorio Noriega, Luis Parra, José Brito, Adolfo Superlano y Conrado Pérez (Principales), Leandro Domínguez y Jesús Gabriel Peña (suplentes) han decidido traicionar la causa de la libertad de nuestra patria”, señaló en un comunicado de prensa

A través de un comunicado de prensa, la Asamblea Nacional (AN) se pronunció este vienes 20 de diciembre, sobre la anulación de la reforma parcial del Reglamento de Interior y Debates, por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al cual calificó como “ilegítimo”.

En el texto señaló que, con esta medida la Sala Constitucional pretende “desconocer la competencia constitucional que tiene de manera exclusiva la AN para dictar sus propias normas de funcionamiento”.

El ente legislativo indicó que la reforma busca que cese la persecución que desde ese mismo TSJ, se ha emprendido contra ya más de 30 Diputados electos soberanamente por el pueblo.

Reafirmó que “mediante juicios nulos e inconstitucionales que violan la inmunidad parlamentaria, el ilegítimo TSJ -como brazo ejecutor de la represión del régimen- persigue, enjuicia, detiene u obliga a Diputados principales al exilio, para que no puedan ejercer la representación que el pueblo venezolano les dio”.

La AN aseveró que esta artimaña va de la mano con la compra de las conciencias de algunos Diputados, que han traicionado a sus electores y pretenden incorporarse en las sesiones del parlamento e impedir que los parlamentarios perseguidos puedan ejercer su derecho al voto.

Recalcó que “los diputados José Gregorio Noriega, Luis Parra, José Brito, Adolfo Superlano y Conrado Pérez (Principales), Leandro Domínguez y Jesús Gabriel Peña (Suplentes), han decidido traicionar la causa de la libertad de nuestra patria y la prosperidad de nuestro pueblo. Esta lucha ha dejado muertos, presos, exiliados y perseguidos del régimen”.

El Poder Legislativo señaló que estas acciones forman parte de la denunciada Operación Alacrán, acciones que a su juicio continuarán.

Finalmente, acotó que “no permitiremos que la composición política del Parlamento sea modificada mediante la trampa y la publicación de irritas sentencias producidas por el mismo TSJ ilegítimo, que nos persigue y pisotea con cada decisión la Constitución Nacional”.