El Día Mundial de la Salud Mental tiene como objetivo concentrar la atención en la identificación, tratamiento y prevención de algún trastorno emocional para evitar el suicidio, segunda causa de muerte según la OMS

Cada 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental como una forma de concientizar y sensibilizar a las personas sobre la verdadera valoración que debemos tener por la salud integral, física, espiritual y social.

Por ello la Organización Mundial de Salud (OMS) realizó una serie de materiales audiovisuales con el fin de promover la prevención de suicidio en adolescentes y adultos ya que, según algunos estudios realizados por órgano institucional de la salud, el suicidio causa al menos 800.000 muertes en personas entre los 15 y 29 años, convirtiéndose en la segunda causa de muertes al año.

¿Cómo podemos prevenir el suicidio y otros trastornos emocionales?

Para la OMS, es importante conocer las señales que podrían indicar que una persona es potencialmente suicida y cuales son las herramientas que se pueden utilizar para la prevención de este hecho:

  • Para cuidar tu salud mental debes:
  • Canalizar las emociones y pedir ayuda en caso de que la necesite. Está bien solicitar apoyo de un familiar o un profesional de la salud cuando sea necesario.
  • Manejar el estrés.
  • Evitar pensamientos negativos mediante la actividad física, actividades recreativas o ejercicios de meditación y relajación.
  • Comunicar sus emociones.
  • Dormir.
  • Cultivar relaciones interpersonales efectivas y alejarse de todas aquellas que no generen bienestar o usted pueda considerar como tóxicas.

  • En caso de estar frente a una persona con depresión o tendencia suicida:
  • Mantenga el contacto con la persona que manifieste algún tipo de depresión para comprobar que está bien.
  • Propiciar conversaciones delicadas, positivas y compasivas.
  • Ofrecer apoyo de un profesional.
  • Si la persona vive con usted, debe estar atento a cualquier intento de que pueda autolesionarse.

Por último, es importante que sepas que tus emociones sí importan y existen muchas personas que te necesitan, así que solo debes pedir ayuda. Recuerda, no estás solo y siempre habrá una solución para aquello que te afecta.