Si no hubiera sido localizado se tendría que haber enfrentado a -13º durante la noche

Un perro, de nombre Balú, fue abandonado atado a un poste en medio de la nieve. Así lo encontraron el pasado domingo por la tarde cuando la temperatura ya era de tres grados bajo cero en Garavagna, Italia.

Tras ser rescatado durante horas en la nieve fue llevado a la perrera de Cuneo, donde fue tratado, alimentado y rebautizado como “Balú”. “A las cinco de la tarde, cuando fue rescatado – dice en Facebook Roberto Russo, persona de contacto del refugio LIDA Cuneo – había -3 grados, en la noche habrían bajado a -13. ¿Cómo puede alguien ser tan malvado? Mi desprecio por esta miserable acción es total”, dijo.