El funcionario policial esgrime que la perrita mordió a uno de los niños, pero testigos niegan esta versión

Sasha, una perrita comunitaria que habitaba en el sector El Campito, La Lucha, del estado La Guaira, fue asesinada de un disparo por un funcionario de Polivargas.

De acuerdo con los vecino de esta comunidad, a Sasha le gustaba perseguir “como loca” a las motos que pasaban por la localidad, una conducta que es muy común en algunos perros, pero un funcionario que iba con dos niños y una mujer en la moto, al percatarse que la perrita los perseguía, se bajó de la moto y ante la presencia de los que allí estaban, le propinó un tiro en la cabeza, lo que produjo la muerte inmediata de la perra”.

Proteccionistas y diferentes organizaciones defensoras de los animales piden justicia para este caso.