A través de las redes sociales se les pide a estas féminas no compartir memes de la loca de los gatos de Los Simpson, ni frases motivadoras de mamá luchona con su “gathijo” para no ponerse en evidencia.

Después de un “severo estudio y análisis” por parte del Ministerio de Salud de Perú, se determinó que es un riesgo de salud mental decir “tengo gathijos o perrhijos”, ya que, esto solo demuestra un vacío existencial muy fuerte en aquellas personas incapaces de asumir responsabilidades a largo plazo, porque, por ejemplo, un perro te dura 20 años a lo mucho.

Señala el estudio que se genera un fuerte atraso en el desarrollo del país. Y que estas mujeres entran en serios cuadros de depresión cuando sus mascotas fallecen. Son generalmente mujeres por encima de los 25 años, insertadas en el mercado laboral y todas sus relaciones amorosas han fracasado.

Al cierre de esta nota, se supo que la policía estará indagando, a través de las redes sociales, sobre este tipo de mujeres.