La nariz de un perro tiene más de 300 millones de receptores olfativos que detectan el olor, mientras que los humanos solo tienen 400

En los humanos, más de 70 medicamentos afectan el sentido del olfato. Así que, es normal que algunos medicamentos puedan reducir la capacidad olfativa de los perros.

El uso de altas dosis de hormonas esteroides convencionales, dexametasona y prednisona, disminuye el sentido del olfato de los perros. El metronidazol, que a menudo se receta para la diarrea, puede disminuir la capacidad olfativa de los perros, pero te preocupes,  el olfato vuelve a la normalidad a los 10 días de la suspensión del medicamento.

Foto: Referencial