La unidad fue construida por el Byron Bay Wildlife Hospital en un camión semirremolque de 16 metros

Un hospital móvil para animales heridos, como koalas y canguros, inició el jueves un viaje a su nueva base en Byron Bay, en la costa este de Australia.

La clínica móvil tratará y rehabilitará a los animales nativos heridos y traumatizados durante la crisis de vida silvestre por los incendios en todo el país.

El fundador y director ejecutivo del Byron Bay Wildlife Hospital, el doctor Stephen Van Mil, dijo que el proyecto surgió hace dos años, pero la devastación de la desastrosa temporada de incendios forestales de Australia del año pasado marcó la necesidad.

“Ver a decenas de koalas heridos sentados en cestas de ropa esperando atención fue desgarrador”, recordó Van Mil.

Este logro fue posible gracias a una campaña de financiación colectiva, donaciones filantrópicas y la ayuda de grupos conservacionistas.

El vehículo fue equipado con equipos veterinarios, que incluyen máquinas de ultrasonido y rayos X, áreas de operación y recuperación, almacenamiento de agua, comunicaciones por satélite y energía solar.

“Poder trabajar en un hospital móvil significa que puedo ayudar a estos animales rápidamente. Puedo llegar allí y darles el tratamiento que necesitan”, afirmó la doctora Bree Talbot, especialista en vida silvestre, que estará a bordo de la clínica móvil junto con un pequeño equipo de voluntarios y personal veterinario.