En la investigación participó el Departamento de Veterinaria de la Universidad de Bari y de la de Milán (Italia), la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool y Jockey Club College of Veterinary Medicine and Life Sciences de Hong Kong

Investigadores de Italia, del Reino Unido y Hong Kong realizaron un estudio para evaluar la infección por SARS-CoV-2 en animales de compañía de Italia, que fueron muestreados en momentos donde la infección humana era “frecuente”.

Los científicos apuntan que la detección esporádica de casos de COVID-19 en animales junto con infecciones experimentales en hurones, gatos y perros les llevó a plantearse una serie de preguntas sobre la susceptibilidad de las mascotas en condiciones naturales.

Asimismo, explican en el estudio que todos los animales fueron muestreados por su veterinario habitual durante visitas rutinarias a la clínica. De esta manera para realizar pruebas PCR se tomaron muestras de un total de 915 perros y 505 gatos de diferentes regiones italianas, principalmente Lombardía (605 perros, 386 gatos).

Así, para el estudio se recogieron hisopos orofaríngeos (303 perros, 177 gatos), nasales (183 perros, 78 gatos) y/o rectales (55 perros, 30 gatos) de las mascotas muestreadas. Todas las 1.420 muestras de hisopos recolectadas resultaron negativas a PCR para SARS-CoV-2, incluidos 38 gatos y 38 perros que mostraron síntomas respiratorios en el momento del muestreo.

Esto sugiere, explican, la ausencia de infección activa por SARS-CoV-2 en los animales analizados. Además, 64 de los perros y 57 de los gatos que dieron negativo estaban viviendo en hogares donde se habían registrado casos de COVID-19 en humanos.