Son 300 dólares de beca que se enmarcan dentro de un paquete más grande de beneficios familiares a los que se puede acoger el empleado

La pandemia pro COVID-19 dejó un aspecto positivo para las mascotas en Estados Unidos. Una pyme aseguradora, Zebra, ofreció una gratificación anual por tenencia de perro o gato rescatado. En Mass, empresa de suministros de limpieza en Lenox (EE.UU) y una empresa de diseño, Ceros, ofrecen condiciones parecidas desde este año.

Según The Wall Street Journal, la CEO de Zebra, Keith Melnick, dijo que se dieron cuenta de que era una ayuda hasta cierto punto necesaria en el contexto pandémico actual, en el que mucha gente va a pasar mucho tiempo encerrada en sus casas y sin posibilidad de interactuar con muchas de las personas con las que interactuaban antes de esto en la oficina. Algunos trabajadores ya se han valido de la ayuda

Asimismo, una empresa neoyorkina de tráfico de datos, mParticle, también garantizaba dos semanas de permiso remunerado para los empleados recién adoptantes de gato o perro, así como para los dueños de mascotas ya establecidas que tuviesen que mudarse a una ciudad distinta (adaptarse a un nuevo hogar es fuente conocida de estrés para muchos animales).

Hay también infinidad de empleadores Big Tech que, al igual que ofrecen oficinas lúdicas e hipermodernas llenas de mesas de billar (sí, Google entre ellas), animaban a sus empleados a llevar a sus mascotas a pasar el día con ellos en sus instalaciones.

El lema de las empresas es: Trabajador contento, trabajador productivo.