El perro es un integrante más de la familia. Más que una mascota es una compañía, siempre es noble y fiel.

Desde 2004, cada 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro, con la intención de sensibilizar a la sociedad acerca del maltrato y abandono animal que se comenten en varias partes del mundo.

Los perros son como niños, inocentes, sin maldad y les encanta jugar. Además saben llenar a sus dueños de amor incondicional. Por ello, es importante retribuirles ese amor y hacer planes con los peludos donde se diviertan ambos, por ejemplo jugar con la pelota, dar paseos, salir a correr, incluso un baño de playas para los que disfrutan las aguas.

EFE

Otra manera de consentir a estos fieles compañeros es prepararles una comida sana, comprarles un accesorio coqueto u obsequiarles un día de spa para que se relajen.

En algunos países existen barberías para perros, pizzerías, heladerías, gimnasios y hasta taxis especializados.