El Falcon Heavy está constituido del equivalente de tres cohetes Falcon 9, ensamblados juntos para triplicar el empuje en el despegue

El cohete pesado Falcon Heavy de la compañía estadounidense SpaceX hará este miércoles su primer vuelo comercial, con un satélite saudí Arabsat a bordo, un año después de haber transportado un coche de la empresa hasta el espacio a modo de prueba.

Falcon Heavy despegará del centro espacial Kennedy el miércoles a las 6:30 pm, hora local, para colocar el satélite Arabsat-6A de seis toneladas en órbita geoestacionaria, a 36.000 km de la Tierra. 

SpaceX tiene dos cohetes operativos: el Falcon 9, que realiza la mayoría de los lanzamientos y domina el mercado estadounidense (21 misiones en 2018), y el Falcon Heavy, utilizado para transportar cargas mucho más pesadas hasta órbitas más distantes. 

El Falcon Heavy está constituido del equivalente de tres cohetes Falcon 9, ensamblados juntos para triplicar el empuje en el despegue. SpaceX intentará hacer aterrizar los tres propulsores del cohete. 

El lanzamiento de este miércoles es el segundo de un Falcon Heavy. En el primero, en febrero de 2018, la carga era el Tesla descapotable del director ejecutivo de SpaceX, el multimillonario Elon Musk, en el que habían instalado un maniquí. 

Desde entonces, el ejército estadounidense y clientes privados han firmado contratos para lanzamientos de Falcon Heavy, y la Nasa ha mencionado la posibilidad de confiarle a la compañía misiones para su programa de regreso a la Luna.