Con la tecnología, los niños están más estimulados y solo cuando los padres son modernos y entienden qué es lo que el niño quiere y realmente necesita

La formación de los niños cerca de la tecnología ha definido su carácter y sus gustos de una manera diferente a como lo hacían las generaciones anteriores. 

Los niños de 5 a 12 años, en etapa escolar, no solo escogen suropa porque tienen un discernimiento mayor, sino porque adquieren conductas que copian de los personajes con los que se identifican: superhéroes, princesas, personalidades que ahora no solo están en contacto con ellos a través del cine y la televisión, sino a través de las redes sociales y los videojuegos.

Madeleine Díaz Aguilera, directora de operaciones por la Business School de Barcelona, asegura que la moda, aunque evolutiva, “determina que los niños pertenezcan a grupos con gustos parecidos a los suyos. Por eso evoluciona según van creciendo, porque los gustos van cambiando de acuerdo a las tendencias, a la relación que los niños tengan con la tecnología”. 

Díaz quien fue Gerente Corporativa de Nuevos Negocios en las tiendas EPK y MNG explicó que:

“Las familias que han migrado a otros países de América Latina son un punto de partida para que las marcas se expandan y, cuando esto sucede, hay un impacto en la población local. La influencia va desde el diseño de las piezas con figuras geométricas para que los bebés se distraigan hasta los materiales de confección que han ido variando para que el niño tenga una pieza que le dure, que no le dé alergia, que le permita transpirar concomodidad o con texturas antiresbalantes”.

Los padres de estos niños influenciados altamente por la tecnología en sus gustos a la hora de vestirse suelen tener mucho más éxito cuando están presentes y no descuidan el contacto que tengan sus hijos con las pantallas; entienden qué es el fashion tech, lo incómodo que resulta para los niños probarse ropa en las tiendas físicas y estar en un lugar donde no pueden escoger ropa que sea de su total gusto. 

Con la tecnología, los niños están más estimulados y solo cuando los padres son modernos y entienden qué es lo que el niño quiere y realmente necesita, es cuando se fortalece la relación entre la moda, los gustos y la tecnología de acuerdo a sus edades.