Alejandro Silva, un usuario del Centro Comercial explicó que desde su punto de vista las medidas ordenadas por EEUU “son en contra del Gobierno de Venezuela”

A contramano de lo que piensan buena parte de los economistas venezolanos, comerciantes y clientes del centro comercial City Market sienten que las sanciones no son con ellos y solo afectarán al Gobierno.

En un recorrido por este centro comercial, considerado el sitio de la tecnología en Caracas, la respuestas siempre se inclinaron hacia la posibilidad nula de que las decisiones de la Casa Blanca afecten a los comerciantes.

¿Qué es?

El 5 de agosto, Donald Trump, en una nueva sanción de Washington contra Nicolás Maduro, ordenó un embargo a las propiedades del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense.

He determinado que es necesario embargar las propiedades del Gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del ilegítimo régimen de Nicolás Maduro“, afirmó Trump a través de una carta a los miembros del Congreso

Hector Alfonzo, un comerciante de 33 años con un local en el mencionado recinto aseguró que: “El único bloqueo que tenemos es el de estos criminales que nos gobiernan”. 

Alfonzo explicó que sus ventas han bajado y asegura que no es debido a las sanciones en contra del Gobierno nacional. “Espero que esto cambie pronto, porque así no se puede trabajar”, sentenció para seguir atendiendo a la clientela que se acercaba a su establecimiento. 

Entre los pasillos llenos de mercancía estaba Andreína González, una empleada que no tenia conocimiento acerca de las sanciones. “No tenía idea de eso”, dijo a las afuera de una tienda de celulares. 

Alejandro Silva, otra de las personas que caminaba por los pasillos del City Market explicó que, desde su perspectiva, las medidas ordenadas por EEUU “son en contra del Gobierno de Venezuela”, no contra la ciudadanía común. 

“Yo si no trabajo no como, y esas sanciones no son para mi, son para los del Gobierno. No creo que me afecten”, aseguró Gonzalo Rodriguez, empleado de una tienda de videojuegos, quien asegura que a pesar de las medidas su empleador planea seguir importando juegos y consolas de entrenamiento.

Ante las nuevas decisiones del gobierno de EEUU el diputado Juan Guaidó aseguró que el sector privado está protegido y que el Gobierno de Nicolás Maduro, al que cataloga de dictadura “no cuenta con apoyo popular, sino de una estructura cuya fidelidad se mantiene a punta de dinero saqueado a la República”.

Foto: AFP – Archivo

Pero el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Alfonso Marquina aseguró al diario 2001 que no se puede negar que el embargo tendrá una incidencia en la ciudadanía, pero resaltó que no se puede responsabilizar a esas medidas de la crisis que vive el país. 

Por otra parte, a través de un comunicado emitido por la Cancillería, la administración de Nicolás Maduro denunció ante la comunidad internacional, a propósito del bloqueo de activos venezolanos en territorio estadounidense: “una nueva y grave agresión a través de acciones arbitrarias de terrorismo económico contra el pueblo de Venezuela”.