Desde Christchurch, la primera ministra neozelandesa se ha movilizado para exigir que las plataformas digitales retiren todo contenido extremista

Dirigentes de empresas digitales se reunirán el 15 de mayo en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, para lanzar un llamado contra los contenidos terroristas en línea tras el ataque de Christchurch.

Dos meses después del ataque contra dos mezquitas en esa ciudad del sur de Nueva Zelanda, que dejó 50 muertos, esta iniciativa busca tomar “medidas concretas para que lo que ocurrió en Christchurch no se vuelva a reproducir”, indicó el martes la presidencia francesa.

El autor de la masacre, el australiano Brenton Tarrant, retransmitió en directo en Facebook el ataque. Las imágenes siguen disponibles en internet pese a los intentos por retirarlas.

La reunión en el Palacio del Elíseo se celebrará durante la segunda edición de “Tech for good”, una iniciativa lanzada por Macron el año pasado para reunir a los grandes actores del mundo digital, como Mark Zuckerberg (Facebook), y hablar sobre cómo la tecnología puede aportar al bien común.

Desde Christchurch, la primera ministra neozelandesa se ha movilizado para exigir que las plataformas digitales retiren todo contenido extremista. En marzo urgió a encontrar una solución a nivel mundial.

Las autoridades se Sri Lanka decidieron bloquear las redes sociales tras los atentados del domingo, que dejaron más de 320 muertos y 500 heridos y que fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).