Señalan que no cumple con los requisitos exigidos, entre ellos la política de tratamiento de información en el país “no está redactada en idioma castellano”

La aplicación china TikTok, en el centro de las tensiones chino-estadounidenses, está incumpliendo la política oficial de protección de datos en Colombia y recibirá sanciones si no se ciñe a las reglas, advirtió este jueves la autoridad de regulación del mercado. 

La plataforma conocida por sus videos de formato corto y muy populares entre los adolescentes “no cumple el 58,33% de los requisitos exigidos por la regulación colombiana respecto de lo que se le debe informar a las personas antes de obtener su autorización para poder recolectar y usar sus datos personales”, indicó la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en un comunicado.

Además, la política de tratamiento de información en el país “no está redactada en idioma castellano, lo cual dificulta que todas las personas comprendan las reglas sobre el tratamiento de sus datos personales”, añadió.

Estados Unidos denunció que TikTok y su matriz china, ByteDance, entregan a los servicios de inteligencia de Pekín la información que recogen de sus usuarios, por lo que el presidente Donald Trump ha amenazado con prohibirla. La compañía niega esta versión. 

La SIC le ordenó en Colombia informar a los usuarios en el país de manera clara y en español el tratamiento y finalidad de sus datos personales. También darles la opción de responder o no preguntas sobre información sensible o relacionada con menores de edad.

TikTok tiene casi 12,5 millones de usuarios en Colombia, incluidos 1.933.835 menores.

El órgano de regulación le pidió implementar un procedimiento especial para la recolección y tratamiento de datos personales de niños y adolescentes, y registrar la información de todos sus usuarios en territorio colombiano. 

De incumplir estas órdenes TikTok se expone a investigaciones administrativas, sanciones y multas de hasta de 510.000 dólares. 

La compañía enfrenta procesos similares en otros países como Francia y ha sido cuestionada por organizaciones independientes por el tratamiento de información personal, especialmente de menores de edad.