Marcio Meléndez, un astrónomo, venezolano. Es científico y trabajó en el desarrollo e integración de los instrumentos del telescopio espacial ‘James Webb’ [JWST por sus siglas en inglés] que ha captado las imágenes infrarrojas más detalladas y profundas del universo hasta este momento. Es uno de los protagonistas de esta historia.

En esa hazaña científica participó un venezolano graduado en la Universidad Simón Bolívar como licenciado en Física y realizó su maestría en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Ivic.

“Para mi ha sido como cerrar un ciclo. Mis hijos nacieron cuando empecé a formar parte de este proyecto. Por eso también ha sido algo personal”, dijo Meléndez.

Su éxito alcanza a los venezolanos, enaltece el gentilicio. La observación astronómica tiene otra dimensión. ¡Una revolución para conocer mejor el universo cercano!. El acontecimiento científico alborotó las redes sociales al publicarse las primeras imágenes compartidas por la NASA. Con la calidad de las imágenes del “James Webb” se marca un antes y un después. Y el venezolano Marcio Meléndez es uno de los protagonistas de esta hazaña científica.

Las preguntas se amontonan: ¿Cómo comenzó ese trabajo?, ¿Cómo se siente siendo protagonista de un evento trascendental para la observación del universo?

-Tengo un poco más de siete años trabajando con el ‘James Webb’, participé en todas las pruebas que se hicieron aquí en la tierra para la calibración de los instrumentos, de los espejos, entre otros. Entonces es un logro casi indescriptible. Además cuando hice mi doctorado, parte de mi tesis fue entender lo que serían misiones como la del ‘James Webb’. Era futuro en ese momento y hoy es una realidad.

-Este acontecimiento tiene significados desde muchos puntos de vista, incluso, hasta familiar. Todos hemos sufrido, vivido, emocionado durante lo que ha sido el desarrollo de este telescopio espacial. Entonces es una gran emoción haber llegado a esta etapa cuando el telescopio está completamente activo y funcional

¿Qué significa ser Científico Principal de Óptica Astronómica en el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimor Maryland? ¿Cuáles han sido sus responsabilidades en el desarrollo del proyecto del Telescopio James Webb?

–Mis responsabilidades exigen la coordinación del grupo de 20 personas encargados de alinear los espejos que tiene el ‘James Webb’. Como tú sabes el telescopio tiene un espejo segmentado en 18 espejos, entonces nuestro trabajo era mantener la óptica del telescopio en la mejor calidad posible y eso fue lo que hicimos: Entregamos un telescopio con el alineamiento y la óptica a un punto en el cual estamos limitados solamente por la física, es decir, es el mejor telescopio que pudimos tener en el espacio.

“Lideraba el equipo de Shadow, como sombra en inglés. Cada vez que llegaban imágenes nuevas nos asegurábamos que tuvieran la suficiente calidad científica para ser procesadas. Hacíamos la verificación de todos los procesos del movimiento de los espejos, de análisis de las imágenes. Siempre estábamos por detrás logrando crear todos estos resultados, chequeando una, dos, tres y cuatro veces, en todo el proceso de aplicación… La óptica es precisamente eso: Crear o desarrollar el mejor punto de la óptica del telescopio, hasta lograr lo que tenemos hoy en día. Ese proceso de mantenimiento de la óptica sigue. Tenemos que garantizar que los espejos permanezcan alineados para lograr la mejor óptica posible.

¿Qué es lo que trae el “James Webb’? Se pregunta para explicarlo mejor. “Una mayor y muchísima mejor resolución espacial y sensibilidad que los otros telescopios que se habían utilizado en el pasado. Permite observar las mismas galaxias activas que tienen agujeros negros en el centro y ver el espectro, tema de mi tesis doctora. El ‘Webb’ descompone estas imágenes y entonces podemos ver el arco iris de estas galaxias, los procesos químicos que ocurren. ¿Y que nos dicen estos arco iris? Las composiciones químicas que ocurren en esas galaxias. Eso realmente nos lo da la física, la cual nos ayuda a avanzar en todo lo que estamos observando. El Webb es un instrumento completo, no es nada mas imágenes, sino estroboscópia, observar esa luz y obtener de allí todo el entendimiento físico que genera esa luz.

-¿Cuándo comenzó esa visión de futuro que está concretando hoy? ¿En qué momento descubrió su pasión por el universo y quería convertirse en astrónomo?

-En mi caso yo soy una de esas personas que responde la pregunta ¿Cuándo quisiste ser astrónomo? Y contesto: Desde muy pequeño. Siempre quise ser astrónomo, me encantaba. En ese momento, seguramente, no comprendía el alcance pero disfrutaba mucho ver el cielo en la noche y entenderlo. Pensar que al observar el universo estás mirando una máquina del tiempo, porque toda la luz de las estrellas, de los planetas, las galaxias y todo lo que tu contemplas allí se ha demorado miles de año para llegar donde estamos nosotros. Entonces es una máquina del tiempo.

Llegó la hora de partir. Había finalizado su maestría en el IVIC. Transcurría el año 2004. “Me vine a EEUU hacer una maestría y un doctorado en física con una beca en la Universidad Católica de América.”

-Realmente la astronomía es una pasión para mi. Me siento afortunado de haberlo logrado: trabajar en la astronomía y en este telescopio. Ciertamente durante muchísimos años he estado involucrado con la astronomía

¿Tus padres te influenciaron de alguna manera para que eligieras tu profesión? ¿Te regalaban telescopios en lugar de algún juego?

-Mis padres son de carreras más humanísticas, sin embargo hay otros miembros de la familia que han ejercido profesiones más técnicas. De cierta manera soy como una especia de oveja negra. Mi hermana, Melissa Meléndez es doctora en música, toca viola y fue parte del Sistema de Orquestas de Venezuela y hoy es la violista principal de la Orquesta Sinfónica de Kingsville.

Lo dice orgulloso mientras se refiere a la destacadísima carrera de su hermana. “Como que soy una especie de oveja negra por elegir el camino de la ciencia”. Bromea, se escucha picardía en su voz.

“Es muy difícil saber en que terminarás trabajando, ni cual pasión se te despertará. Como digo: Lo importante no es que todo el mundo sea científico ni hacer lo que otros, sino seguir tu pasión lo mejor que puedas, aunque no todos cuentan con facilidades para convertir su pasión en una profesión”.

Maravillados por sus logros, celebramos con algarabía sus éxitos como científico venezolano pero¿Cuáles han sido los obstáculos que ha tenido que vencer? No todo fue tan fácil como lo estamos escuchando

-La perseverancia es clave para alcanzar el nivel de estudios y preparación. Te enfrentarás a a muchos traspiés, momentos en los cuales uno piensa que no funcionaremos para esto. Que queremos cambiar de carrera porque es fuerte. Pero sin embargo, nos mantenemos como si corremos en un maratón, no para llegar más rápido sino para llegar.

¿Cuáles fueron los traspiés más relevantes o los obstáculos que pusieron en peligro la misión y tuvieron que superar para poner en órbita el telescopio espacial ‘James Webb’?

-Ahora hablando sobre los traspiés imagínate que lanzamos el telescopio espacial durante una pandemia mundial. Pero antes, mientras realizábamos las últimas pruebas en el Centro Goddar, se registraron tormentas de nieve y una de las nevadas más grandes de los últimos años. Teníamos que caminar por calles colapsadas de nieve.

Cuando estábamos en el punto cumbre de las pruebas en el Centro Jonhson, tocó tierra el huracán Harvey en Houston. A veces enfrentamos traspiés naturales que pueden ocurrir cuando un proyectos tiene 10 años o más en construcción.

Pero la perseverancia del equipo de 20 miembros con una misión como esta es clave para sobrepasar todas estas adversidades naturales, incluyendo acontecimientos personales como el nacimiento de un hijo. Tuvimos que aprender cómo manejar esa parte personal a través de los años.

¿Cómo hiciste para conjugar los acontecimientos personales durante el desarrollo de esta misión y con tantas exigencia como poner en orbita el telescopio James Webb? Un acontecimiento trascendental que marca una nueva era de la exploración del universo

-Indudablemente este no es un triunfo particular mío sino también de mi esposa y mis tres hijos. Cuando trabajaba en turnos, en la media noche, y llegaba a las 7:00 de la mañana; viajaba y estaba afuera por semanas trabajando con el telescopio, ellos siempre estaban allí. ¡Es imposible lograrlo solo!. El apoyo de la familia es realmente la fuerzas para continuar. De los padres, que siempre estaban ahí porque te proveen de la educación. El apoyo de la familia es fundamental, no solamente los padres sino los primos, los amigos, la gente que te aprecia, te reconocen y está pendiente de lo que has estado haciendo y te dan ese ánimo que te permite seguir adelante.

-Las imágenes que está mostrando el ‘James Webb’ por estos días están disponibles para todo el mundo. Es una gran ventana para aquellos interesados en estudiar astronomía

Espero que estas imágenes abran puertas o por lo menos la curiosidad de pensar que sí se puede. De maravillarse con lo que estamos descubriendo sobre el universo y de repente despierte la pasión por estudiar el universo o regocijarse con lo que podemos lograr.

Entrevista de El Carabobeño.