Jorge Eliécer Díaz Collazos, al frente de la organización criminal “Los Costeños” dedicada al cobro de extorsiones y el control del narcotráfico en Barranquilla, habría ordenado homicidios, y fue detenido en Venezuela por funcionarios de la División de Investigaciones de Interpol del Cicpc

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) acordó notificar a la República de Colombia del término perentorio de 90 días continuos que tiene para presentar la solicitud formal de extradición y la documentación legal que la sustente en el procedimiento seguido al ciudadano Jorge Eliécer Díaz Collazos.

Collazos se encuentra privado de libertad en Venezuela y es solicitado por la presunta comisión de los delitos de concierto para delinquir, homicidio, tráfico, fabricación o porte de estupefaciente, extorsión y fabricación o porte de armas de fuego en territorio colombiano, al frente de la organización criminal “Los Costeños”.

El dictamen N° 110-2019 de la Sala, con ponencia de su vicepresidenta, Elsa Janeth Gómez Moreno, destaca que el lapso de 90 días para la presentación de la solicitud formal de extradición y la documentación judicial que la sustente por parte del Estado requirente, dejando a salvo el caso fortuito o de fuerza mayor, quedó establecido en el Convenio por cambio de notas entre Venezuela y Colombia que integran el Acuerdo Bolivariano sobre Extradición de septiembre de 1928,  (suscrito por Ecuador, Perú, Bolivia, Colombia y Venezuela).

Díaz Collazos, según información aportada por las autoridades colombianas, sería quien ordenó la comisión de homicidios y demás actividades delictivas al frente de la organización “Los Costeños”, dedicada al sicariato, además del cobro de extorsiones y control del narcotráfico en la ciudad de Barranquilla, y resultó detenido en suelo venezolano por funcionarios adscritos a la División de Investigaciones de Interpol del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).